Desde el área de Inspecciones municipal advirtieron que se intensificarán los controles respecto de la venta de pirotecnia, la cual se encuentra prohibida por Ordenanza desde hace más de tres años.
A su vez, reconocieron que la falta de “poder de Policía” de los agentes municipales obliga a abordar la problemática de manera conjunta con dicha Fuerza, atentos a que muchas veces surgen denuncias por la detonación de artefactos pirotécnicos en las viviendas, pero los inspectores no pueden ingresar.
También, anticiparon desde dicho sector municipal que buscarán, a través del Concejo Deliberante de Puerto Madryn, que la normativa, que ya se aplica en toda la Comarca Andina, se convierta en Ley, “para impedir el ingreso de estos artefactos a Chubut”, a la vez que destacaron la detección de estos elementos a través de la utilización del escáner de la Terminal de Ómnibus.

Controles en ingresantes a la ciudad

El respecto, el titular del área de Inspecciones del Municipio, Santiago Bermejo, sostuvo que “esta Ordenanza que rige desde junio de 2015, la 9.079, especifica que está prohibida la comercialización y tenencia de todo lo denominado como pirotecnia, salvo que sea para uso profesional y que esté autorizado en eventos públicos o privados por la Municipalidad, con el control de Bomberos” y agregó que “la comercialización en barrios por parte de comercios o individuos, está prohibida; nosotros estamos realizando los controles en los escáners de la Terminal (de Ómnibus) para los ingresos, el año pasado tuvo bastante resultado en colaboración con la Policía Federal y Policía Provincial, ya que hay que recordar que el dispositivo es de uso de la fuerza provincial”.
“Si ingresa en forma particular o por algún transporte, se detecta”, explicó Bermejo, sumando a ello que “se infracciona a la persona que intenta ingresar al ejido estos artefactos pirotécnicos, y nos pasó el año pasado que eran menores los que habían comprado, por lo que la Policía convocó a los mayores responsables y se les labró una infracción”.

La falta de “poder de Policía”, un problema

Una de las problemáticas históricas con el uso y la tenencia de pirotecnia es la falta de “poder de Policía” de los inspectores municipales, lo cual impide que los mismos puedan entrar en domicilios particulares para requisar e incautar dichos elementos.
Consultado sobre esta cuestión y cómo se resuelve desde la práctica, Bermejo expuso que “se trabaja en conjunto con Policía, muchas veces la denuncia recae en el teléfono 103 o en el 101, y ahí trabajamos conjuntamente; se secuestran los artefactos, nos pasó el año pasado donde tuvimos un par de casos” y recordó que “la Ordenanza está vigente desde el año 2015, no sólo en Madryn sino también en toda la Comarca Andina”.

“Pueden perder un ojo”

Por otra parte, el titular de Inspecciones del Municipio anticipó que “la idea del Concejo Deliberante, según lo que conversé con Xenia Gabella, es que la normativa se convierta en Ley Provincial, algo que sería de mucha ayuda por el tema del ingreso a la provincia de estos artefactos”.
En cuanto a la venta de este tipo de productos a través de las redes sociales, algo difícil de controlar dado que no existe una normativa específica, Bermejo reconoció que “es difícil porque nosotros, al no tener poder de Policía, salvo que sea la fuerza misma la que lo detecta, como Municipio se nos complica; pero, en realidad, siempre se hace un llamado a concientizar a la gente, sobre todo con el manejo de los chicos, ya que un accidente de estos puede perjudicarlos de por vida, pueden perder un ojo, un dedo y demás, no son cosas menores” y agregó que “tal vez algunos artificios como una simple cañita voladora terminan prendiendo fuego una casa, a la vez que los Bomberos suelen estar en las fiestas corriendo para apagar incendios en pastizales; tal vez uno lo minimiza y tira una cañita voladora y se termina en un accidente mayor”.

Municipalidad de Puerto Madryn