Desde la Cooperadora agradecieron “infinitamente por el apoyo y ayuda recibidos de socios y vecinos”, así como también de varios comercios de la ciudad y a la prensa por la difusión de las iniciativas solidarias para mejorar el funcionamiento del nosocomio, así como también destacaron que, desde el mes de septiembre, “se logró nuevamente tener el alta jurídica desde la Inspección General de Justicia (IGJ), luego de estar casi siete años sin funcionamiento”.
En esta línea, resaltaron que “con la ayuda de socios, vecinos de la comunidad y mediante gestiones, se logró aportar al Hospital un sillón odontológico en funcionamiento, insumos como pañales, leche para recién nacidos, algodón, gasas, toallitas húmedas y alcohol, entre otros, para el área de neonatología y de pediatría; elementos para pintar el área de oncología como rodillos, pinceles, cinta de enmascarar, aguarrás, lijas; para el área de enfermería aportamos dos tensiómetros; para el laboratorio una impresora B/N y Color; útiles diversos para la escuela hospitalaria; el aporte de manómetros para la cámara Hiperbárica; un colchón para el área de descanso de los choferes y varios arreglos de índole informática para las computadoras de la guardia, del laboratorio y otros”, precisaron.

Más actividades para el 2019

Por otro lado, en el marco de las actividades de promoción y obtención de fondos “realizamos una canasta familiar, participamos en la Fiesta Nacional del Cordero y en un evento del Auto-Moto Club”, mencionaron, sumando a ello que “hemos mantenido varios encuentros con instituciones, con el Intendente y con los concejales de la ciudad, en el marco de coordinar eventos y actividades que nos permitan obtener ayuda para el Hospital y que seguirán durante el próximo año, dado que la idea es acercar la Cooperadora a la comunidad”.

Cómo ayudar

A modo de anticipo, desde la entidad comentaron que durante la temporada estival seguirán con la campaña para sumar socios y promocionar de la Cooperadora en varios puntos de la ciudad y la zona costera.
Sobre esta línea, adelantaron que “para el 2019 estamos trabajando en algunos proyectos como el de parquización, el de prótesis odontológicas y el banco de remedios, entre otros” y recordaron que “seguimos recibiendo donaciones de cosas e insumos, que sean para utilidad del nosocomio”, solicitando a la comunidad “que se siga sumando, ya que el Hospital necesita de todos nosotros para ayudarlo en sus necesidades”.
“Todos tenemos algo para ofrecer”, remarcaron, explicando que la ayuda puede consistir en simplemente asociarse y pagar una cuota mensual, “colaborando con un bono contribución, con insumos y elementos o sumándose al equipo de trabajo”.

Remontar la vieja Cooperadora

En diálogo con El Diario, una de las representantes de la Cooperadora, Vanesa Hansen, trazó un balance positivo de este año “más allá de las dificultades que tuvimos en cuanto a lo administrativo, que era tratar de remontar la personería jurídica”, a la vez que recordó que “esta Cooperadora data del año 1981 y en su momento llegó a tener una gran cantidad de socios que aportaron mucho, y se hizo mucho por el mismo; luego de algunos inconvenientes, esta asociación cooperadora quedó sin funcionar casi siete años, y así fue que un grupo de vecinos de Madryn y gente que trabaja dentro del hospital, que conoce de primera mano las necesidades, decidimos remontar la asociación”.

“Todavía falta más”

Luego de casi tres años de trabajo, “donde intervinieron muchos amigos y vecinos, en septiembre volvimos a tener la personería jurídica, que nos permitió comenzar a trabajar”, resaltó Hansen, agregando que “los resultados han sido muy buenos, pero creemos que todavía hace falta más”.
En esta línea, resaltó que los puntos más altos de la gestión de la Cooperadora en este 2018 fueron “recuperar socios, obtener ciertas donaciones para áreas específicas, por ejemplo Neonatología, Pediatría, Oncología” y agregó que “la última entrega que hicimos hace unos días fue de una impresora para el Laboratorio, donde la necesitaban para imprimir los resultados de estudios y no la tenían”.

Acompañando a los más chicos

Por otra parte, la referente explicó que “para la Escuelita Hospitalaria conseguimos gran cantidad de materia; tal vez no está muy difundida, pero es justamente la que asiste a chicos que tienen enfermedades y que no pueden concurrir normalmente a la escuela, atiende a todos los niveles y siempre está necesitando útiles, cosas para hacer manualidades, lo cual permite que los chicos se sientan mejor y puedan seguir cumpliendo con sus tareas para no atrasarse”.
A su vez, “hemos hecho donaciones al área de choferes, que necesitaba colchones, también colaboramos con la Cámara Hiperbárica, recibimos ayuda y colaboración de los vecinos que de a poco se están acercando, y estamos profundamente agradecidos”.
También, Hansen precisó que para el área de Enfermería “conseguimos dos tensiómetros, comprados totalmente nuevos y se necesitan diez, así que estamos organizando las próximas compras, a la vez que participamos de eventos como la Fiesta del Cordero, entre otros, e hicimos una Canasta Familiar que nos permitió incluso recaudar fondos antes de tener los primeros socios”.

Municipalidad de Puerto Madryn