La falla que afecta el sistema cloacal de los barrios General Valle y San Ramón se debe al fin de la vida útil de las cañerías de asbesto cemento. Se pide a la población transitar con precaución en la zona porque se efectuó un bypass con una bomba sumergible.
A raíz de los reclamos de los usuarios por problemas en las acometidas domiciliarias y el fallo en el escurrimiento de los efluentes domiciliarios, personal del Sector Redes verificó el sistema cloacal correspondiente a los barrios General Valle y San Ramón. Se supervisaron las bocas de registro del lugar y se constató que existían problemas en la colectora principal.
Se hizo un sondeo y se detectó una obstrucción en el tramo de la colectora principal ubicado entre las calles Pedro Martínez y Luis Costa. Se evidenció que el escurrimiento estaba obstaculizado por la existencia de una rotura en el sector.
Teniendo en cuenta la profundidad de la colectora, y que el personal no tiene el equipamiento para hacer una intervención rápida, la única alternativa para estabilizar el desagüe de los líquidos cloacales en los barrios mencionados fue efectuar un bypass con una bomba sumergible. Actualmente está funcionando un bombeo auxiliar y el servicio está estabilizado.
No obstante, se están haciendo las evaluaciones pertinentes para reparar la colectora, pero teniendo en cuenta que se trata de una cañería de asbesto cemento, se complica su reparación porque se desarma al manipularla producto de su antigüedad. Es necesario realizar la renovación del tramo más afectado.
Recordamos que las cañerías de asbesto cemento ya cumplieron su vida útil y es determinante su renovación para el buen funcionamiento del sistema cloacal en la ciudad. Estos inconvenientes ya se suscitaron en otros sectores de la ciudad como en las calles Cannito y Vucetich.