En el cierre del año, todas las provincias, a excepción de Santa Cruz, arrojaron un superávit primario y, tal como estipulaban desde el Ministerio de Hacienda, terminarán transfiriendo al balance del gobierno nacional un 0,3% del PBI que ayudará al gobierno de Mauricio Macri a cumplir con la meta fiscal de 2018. Dentro de las provincias petroleras, entre las que se encuentra Chubut, tuvo un efecto positivo en los ingresos que se hayan duplicado las regalías del petróleo y gas.
Según los números provisorios del Ministerio del Interior, los 24 distritos provinciales arrojaron en los primeros nueve meses un resultado primario consolidado de casi $ 141.000 millones, un monto que duplicó al que se acumuló durante el primer semestre del año. Este rendimiento positivo se explica por un aumento de los ingresos, que crecieron al 35% interanual, mientras las erogaciones lo hicieron en un 29% contra el mismo trimestre del año anterior.
Los principales factores que actuaron a favor del equilibrio primario fueron un aumento de la coparticipación federal del 43% sumado a un estancamiento del gasto en sueldos, contenido por una suba de solo 25,5% en las paritarias de mitad de año. Así lo explicó Verónica Sosa, presidente de Economía & Regiones.

El caso de Chubut

“También tuvo un efecto positivo en los ingresos de las provincias petroleras que se hayan duplicado las regalías del petróleo y gas”, explicó Sosa, y en ese lote se encuentra la provincia del Chubut. Y agregó: “Con estos números, prevemos que para fin de año las provincias sumen a Nación un 0,3% de superávit primario y un 0,4% de déficit financiero”.
En la actualidad, el resultado financiero de los tesoros provinciales dio un positivo de $ 74.000 millones en el acumulado de los primeros nueves meses, que significó una suba de $ 34.000 millones respecto al primer semestre. No obstante, según estimaron desde Economía & Regiones, la cuenta financiera se dará vuelta para el último trimestre por el pago de aguinaldos y los desembolsos destinados a intereses y vencimiento de deuda. Así, transferirá a las cuentas de Nación un 0,4% del PBI de déficit financiero, según las previsiones privadas.
Esta tanda de números fue bien recibida en el Palacio de Hacienda ya que despeja dudas acerca del cumplimiento de la meta fiscal del 2,7% del PBI para este año. Esto se debe a que, según explicaron a El Cronista, desde la cartera que dirige Nicolás Dujovne esperan que las provincias alcancen el equilibrio primario a fin de año y sumen al déficit de Nación tan solo un 0,5% del PBI por resultado financiero negativo.

Santa Cruz en rojo

Hasta el tercer trimestre, la única provincia que se mantuvo con un déficit primario de $ 360 millones fue Santa Cruz mientras que, en lo que respecta a la cuenta financiera, 20 de las 24 provincias dieron un rojo de más de $ 4200 millones. La novedad del trimestre fue que Córdoba se sumó a Jujuy, Chaco y Santa Cruz al grupo de deficitarias con un rojo de $ 1400 millones.
Si bien Buenos Aires, una de las provincias que más pesa sobre el consolidado final y que suele representar casi 1% del PBI del déficit de Nación, mantuvo un superávit primario y financiero, fue el distrito más beneficiado por el esquema de coparticipación y transferencias automáticas. De esta forma, pasó de un rojo primario de $ 6521 millones en el primer semestre de 2017, a un superávit de $15.287 millones en 2018 explicado, en parte, por los $ 36.000 millones adicionales que le ingresaron por aumento de transferencias desde el Tesoro nacional.

En el panorama general, las transferencias automáticas de la Nación (que incluye la Coparticipación Federal y el Fondo Sojero) explicaron cerca de la mitad de los recursos provinciales. “Transcurridos nueve meses de 2018, las transferencias acumulan $791.680 millones, con una variación del 42% respecto al mismo período de 2017, unos $233.964 millones adicionales”, indicó el informe de Economía & Regiones.

Clic para Amplair

Escenarios para tomar deuda

A veces tener una buena garantía puede ser la clave para sacar un crédito. Es el caso de la provincia de Neuquén que, con el respaldo de Vaca Muerta, luce menos riesgosa para los mercados que el propio Estado Nacional.
En concreto, los bonos neuquinos que vencen en 2028 ofrecen una tasa interna de retorno (TIR) que ronda el 9,75% cuando un título soberano de una duration similar como el Bono Argentina 18 (AL28), que se emitió en enero de este año, rinde más del 10,5%.
Los dos títulos son en dólares, ambos fueron emitidos bajo la legislación de Nueva York pero la diferencia es que el de Neuquén está respaldado por las regalías hidrocarburíferas, un factor clave para una provincia que produce el 51% del gas natural y el 22% del petróleo crudo de todo el país.
“La promesa viva Vaca Muerta ha traído consigo flujos de inversión, creación de empleo y un aún incipiente superávit de las cuentas públicas, convirtiendo a Neuquén en una provincia libre de riesgo soberano”, describe la consultora Delphos Investment en su último informe sobre los bonos de la provincia.
Después de una recesión de casi 8 años en la industria argentina de petróleo y gas, Neuquén ha resistido la tormenta y ha duplicado su compromiso regulatorio y de infraestructura que es pronegocios y proinversión, agrega el informe.

Provincia por provincia

Para poner en contexto la escasa tasa que pagan los bonos neuquinos que están respaldados por regalías hidrocarburíferas basta con ver la TIR de otros títulos provinciales que operan en el mercado:
Un bono de Rio Negro que vence en 2025 ofrece un rendimiento del 15% anual. El título de Chaco a 2024 paga el 17,8%. La tasa del bono de Jujuy 2022 es del 17,4%. Un bono de Entre Ríos a 2025 paga 16%.
El título de La Rioja a 2025 rinde el 15,8%. La TIR del bono de Buenos Aires a 2027 es de 12,7%.
Un bono de Chubut a 2026 paga 11,9%, pero aquí el petróleo también tiene un rol importante porque están garantizados con regalías hidrocarburíferas.
Santa Fe también paga 11,9% por un título que vence en 2027 y, si bien no cuenta con el respaldo de esas regalías, el polo sojero es lo que les da un fuerte respaldo a los números de la provincia.
La Ciudad de Buenos Aires, que desde hace meses venía siendo uno de los pocos distritos que pagaba menos que Nación hoy ofrece un rendimiento del 9,8% por sus bonos a 2027.
“Los bonos de Chubut y Neuquén rinden parecido a provincias como Santa Fe y Córdoba y cuando uno ve los números, ve que estas últimas están mucho mejor. Si no estuvieran las regalías detrás tendrían rendimientos mucho más altos”, afirman especialistas.

Gobierno de Chubut