Un estudio elaborado por el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres precisó ayer que la producción industrial volvió a tener cifras en rojo, ya que la misma se desplomó el 9,5% en noviembre, en comparación con el mismo período del año pasado. De esta manera, se registró la baja más fuerte del 2018, acumulando una contracción de 4,3% en la medición interanual. Con relación a octubre anterior, la industria manufacturera tuvo una baja del 1,4% en la medición desestacionalizada, agregó la consultora.
Al entrar en detalles de lo que sucedió en el corriente año, cabe aclarar que casi la totalidad de los indicadores medidos manifestaron caídas y números negativos, aunque el estudio realizado por el organismo mencionado anteriormente destacó que “en el undécimo mes del año se destacó la brusca baja en la producción de automóviles, que con una contracción del 18% interanual, reportó su tercer mes consecutivo en terreno negativo”.
Asimismo, también se registró una importante merma en la fabricación de bebidas, la cual fue próxima al 15% interanual, mientras que en el segmento de elaboración de aceites la baja alcanzó el 3,5% respecto a noviembre de 2017.
El documento elaborado por el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres explicó que “sobre la dinámica de estos sectores, que fueron los que arrastraron al índice a lo largo del año, en noviembre hay que sumar el factor diferencial que implicó la caída en el rubro de metales básicos y en el de química”.
En cuanto a estimaciones, la consultora bonaerense consideró que “si bien los datos previos sugerían que la peor fase del ciclo recesivo había quedado atrás, los números más recientes obligan a ser cautos al respecto”.
Por su parte, el sector alimenticio registró durante noviembre una contracción de 6,1% respecto del mismo mes del año anterior, motorizada por el mal resultado exhibido por las bebidas, anotando las gaseosas una caída de 22,6% y los vinos bajaron 2,8%. La producción de aceites, que fue el rubro que lideró las caídas durante la mayor parte del año, anotó por su parte una disminución de 3,5%, el mejor registro del año. Igualmente, el rubro industrial que más empujó el índice a la baja en este mes fue la producción automotriz, que tuvo un contundente descenso en la elaboración y también en la comercialización, manifestando una variación negativa de 18,6%.
En tanto, el sector de maquinaria y equipo continuó mostrando un mal presente en noviembre, siguiendo la misma lógica que ha atravesado durante toda la segunda mitad del corriente año. Además, la venta de maquinaria agrícola sigue reportando cifras desalentadoras y las líneas de producción de electrodomésticos de línea blanca elaboraron durante noviembre aproximadamente 25% menos que durante el mismo mes del año pasado, puntualizó el relevamiento de la compañía de Ferreres.
El rubro de metales básicos anotó para este mes una caída de 2,9% al comparar con igual mes del año pasado, empujado por la producción de laminados de acero en frío, los cuales observaron una contracción en su producción de 22,7%.
El sector de minerales no metálicos tuvo para noviembre el peor registro en más de dos años (25 meses), al desplomarse 14,5% interanual y la línea que lideró la caída fue la de cemento, que bajó 16,6%, aunque la producción de ladrillos huecos y la de cerámicos también terminó el mes con números negativos.
Al respecto de esta situación, la consultora concluyó diciendo que “de esta manera, el sector industrial vinculado a la construcción pasa por primera vez en el año a mostrar números negativos en el acumulado, registrando una merma interanual de 0,6%”.

Gobierno de Chubut