Días atrás, el subsecretario de Gobierno municipal, Harry Woodley, participó de una reunión con ediles de todos los bloques, en la previa del receso legislativo y con el objetivo de diagramar un proyecto para “reacomodar” los límites de algunos barrios de Puerto Madryn.
Ello, atentos a que el “crecimiento imparable que ha tenido la ciudad”, según resaltó el funcionario, “ha determinado que algunos barrios hayan quedado desactualizados respecto de sus límites”, dado que algunas Ordenanzas ya se encuentran obsoletas y apuntan a reorganizar la normativa.

Estirarán dos barrios al norte y al sur

En este sentido, la iniciativa será extensiva a nueve zonas de Madryn, entre ellas los barrios Roque González, el San Miguel y el Presidente Perón.
“El primero que se creó fue el San Miguel y en su momento se le pusieron límites al oeste, al este y al norte y al sur”, indicó Woodley en diálogo con medios locales, agregando que “posteriormente, se creó el Roque González y también quedó entre el Fontana y el San Miguel y se le pusieron límites al norte y al sur”.
Además, relató que “cuando comenzó a desarrollarse el barrio Perón, más allá de hacerlo al oeste del San Miguel, también lo hizo al norte y al sur del San Miguel y del Roque González, generando una ‘C’ gigantesca que envolvía a los otros dos barrios”, por lo que el objetivo será, respetando los límites este y oeste del Roque González y del San Miguel, “estirarlos hacia el norte y el sur para que incluyan estos nuevos loteos y extender el límite del Perón hasta la barda”.

El barrio Patagonia será más extensivo

Otro de los límites que sufrirá cambios es el del barrio Patagonia, ubicado al norte de la ciudad y con uno de los pulmones verdes más grandes de Madryn; actualmente, el mismo llega hasta la calle Paso de los Libres y se extenderá hasta la cancha del Club Madryn, incluyendo los nuevos barrios sindicales que se construyeron en los últimos años para afiliados de Luz y Fuerza, Municipales y Administrativos y Obreros Portuarios, entre otros gremios.
En esta línea, el objetivo del proyecto será “que esas viviendas queden incorporadas porque más hacia el norte no van a crecer, por lo que no se podrá conformar un nuevo barrio”, sostuvo el subsecretario de Gobierno.

Un barrio será “absorbido” por otro

Asimismo, Woodley precisó que, tras los pedidos de varios vecinos, el barrio San Cayetano, que actualmente forma parte del barrio Fontana, será incorporado al Gobernador Galina.
En esta línea, explicó que “está muy alejado a la sede del Fontana y se encuentra un poco desatendido por la vecinal, además de que la idiosincrasia está mucho más cerca de lo que es el Galina que del Fontana; por tanto, la idea es que el Galina, en vez de finalizar en la calle Piedrabuena, lo haga en Tierra del Fuego”.

Quintas “El Mirador” y Solanas, con cambios

El Subsecretario comentó que hicieron correcciones a la redacción de varias Ordenanzas ya vigentes, que afectan a los barrios “Los Médanos” y “El Desembarco”, y que también se realizará una reparación de los límites en Quintas “El Mirador”.
De este modo, sostuvo que “la parte nueva de Solanas de la Patagonia terminaba perteneciendo a dos barrios, otras partes de las Quintas se encontraban fuera de los límites y la parte de los loteos que están pegados a Quintas van a ser incorporados al mismo barrio”, a la vez que actualizarán la redacción de dichas Ordenanzas “para que todos estén incluidos”.
Los despachos fueron aprobados por unanimidad el jueves pasado, último día de actividad legislativa antes del receso, por lo que no será necesario que las iniciativas se traten en el mes de febrero, cuando el Concejo retome la actividad regular, sino que restará la promulgación del Ejecutivo Municipal para que los nuevos límites tengan vigencia.

Municipalidad de Puerto Madryn