El ex secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, uno de los condenados por el asesinato de Mariano Ferreyra, murió a los 75 años en la clínica Agote, de la Capital Federal.
La muerte de Pedraza fue confirmada por el secretario general de la sección oeste de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero.
“Falleció José Pedraza. Lo recordaremos no por cosa buenas, solo por el daño que hizo con las privatizaciones y despidos por miles en el 90 y por el asesinato de Mariano Ferreyra”, dijo Sobrero.
Pedraza se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria por el homicidio del joven militante del Partido Obrero ocurrido durante una manifestación de empleados tercerizados de tren, en octubre del 2010.
Ferreyra recibió un disparo mortal durante los serios incidentes que se originaron ese día al costado de las vías del ferrocarril Roca en el marco de un reclamo de los trabajadores que pedían ser incorporados a la planta permanente de la empresa.
El líder histórico de la Unión Ferroviaria fue arrestado cuatro meses después del crimen por ser considerado “partícipe necesario” del hecho, por lo que fue condenado a 15 años de prisión.
Una serie de escuchas vincularon a Pedraza con una maniobra del gremio para organizar una represión con el objetivo de “aleccionar a los tercerizados para evitar nuevos cortes” de vías, según explicó en su momento la Fiscalía.
Tras pasar un tiempo en el penal de Ezeiza, en el 2016 el Tribunal Oral en lo Criminal 21 le concedió la detención domiciliaria por su avanzada edad y su estado de salud.
En junio del año pasado, la Corte Suprema de Justicia ratificó la condena al considerar que el pedido de excarcelación que hizo Froment “es inadmisible y debe ser desestimada de plano”.