El subsecretario de coordinación económica, Luis Tarrío, cuestionó la decisión política de los diputados de la oposición por la no aprobación de la refinanciación de la deuda con el Fondo Fiduciario.
En ese contexto señaló que la decisión fue una mala noticia para los tres poderes y también para la gente que depende del Estado Provincial.
Describió que la intención era la de refinanciar la deuda, en un plazo de 12 meses desde enero a diciembre del año que viene, sin intención de perjudicar a ningún gobierno que pudiera asumir, diferente al del actual mandatario.
El funcionario señaló en ese contexto que los diputados de la oposición, que generalmente critican el accionar del gobierno nacional, con esta decisión lo beneficiaron y perjudicaron directamente al gobierno provincial.
“Ellos en vez de beneficiar a Chubut y su gente han decidido beneficiar al gobierno nacional”, sostuvo Tarrío.
Dijo además que los descuentos ya se están concretando de los ingresos provinciales por coparticipación, al igual que ocurrió a mediados de este año que finaliza.
Hasta el miércoles de la semana pasada, esas deducciones llegaron a los 260 millones de pesos, señaló el subsecretario quien agregó que por estos días, esa suma debe haber crecido.
Dijo por último que en el temario la sesión extraordinaria del 5 de febrero, figura como primer punto a tratar esta ley, aunque supone el funcionario, que para ese entonces los 936 millones que se adeudan ya se habrán pagado.
Por su parte, el ministro de Economía de la provincia del Chubut, Alejandro Garzonio, se refirió al impacto negativo en las finanzas públicas de la no aprobación de la refinanciación de la deuda provincial. Este hecho hace que “más de 900 millones de pesos van a ser descontados por Nación en forma automática a través de los fondos que ingresan a Chubut por la Coparticipación Federal de Impuestos”.
El funcionario criticó duramente el voto negativo en la Legislatura por parte del Frente para la Victoria y Cambiemos, y resaltó que “algunos sectores ponen por delante los intereses personales, las mezquindades individuales por encima de los interés de los chubutenses”.
“La refinanciación de la deuda es parte de este reordenamiento de la administración que está llevando adelante el gobernador Mariano Arcioni, siempre buscando los mejores beneficios desde el punto de vista financiero y económico para la comunidad, pero hay gente que está pensando que se queda afuera de todo y votó en contra del pueblo y no de un gobernador”, agregó.

Gobierno de Chubut