Durante la conferencia de prensa de ayer, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, no descarto que pueda haber nuevos aumentos de colectivos y trenes después de marzo. “Esperamos no tener que hacer otra actualización tarifaria en el 2019”, dijo. El anuncio de ayer del aumento de tarifas en cuotas para los usuarios de colectivos, trenes y subtes en la región metropolitana se realizó para confirmar lo que ya se sabía: que el gobierno porteño y el bonaerense asumirán los subsidios del área, al tiempo que también buena parte de las responsabilidades en los sistemas. “La revolución federal en serio es la construcción de autopistas, la mejora en los servicios de trenes de carga, la posibilidad de viajar en avión de Córdoba a Corrientes sin pasar por Buenos Aires. También lo es la administración de los recursos que recauda el gobierno nacional con una distribución justa y equitativa”, explicó Dietrich. En este sentido, el ministro añadió que de ahora en más “las provincias y los municipios tendrán total autonomía para definir sus políticas de transporte, de acuerdo a los límites del recorrido”. Esto significa que las líneas de colectivo con recorridos municipales estarán bajo la órbita de los propios municipios y si la distancia se extiende más allá de una jurisdicción ya pasará al área provincial. Para lograr este objetivo y colaborar en la transición el gobierno nacional destinará un fondo de $6.500 millones con el objetivo de sostener el sistema de transporte de todo el país. La Agencia de Transporte Metropolitano será la responsable de coordinar las tarifas y los gobiernos provinciales asumirán la responsabilidad de financiar sus propios sistemas de transporte. Dietrich resaltó, además, los avances que se produjeron en la provincia de Buenos Aires con la puesta en marcha de “las nuevas líneas de Metrobus (La Matanza, 3 de febrero y Morón), a las que tenemos que sumarles otras 2 obras que avanzan en Quilmes y San Martín”. “En cuanto a la seguridad se han instalado 2.000 cámaras en los colectivos y trabajamos en una agenda profunda para el tema de acoso, capacitando a chóferes de colectivos y conductores de trenes”, concluyó Dietrich. La provincia de Buenos Aires prevé aportar subsidios al transporte por 25.000 millones de pesos en el 2019 para reparar lo que la Nación ya no aportará. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, la cifra es mucho menor. A los 3.800 millones que aportará en el 2019 para la tarifa del subte, se les sumarán otros 4.500 millones para el transporte colectivo. Desde Nación no dieron demasiados detalles al respecto. Ayer, durante la rueda de prensa en el microcine del palacio de Hacienda, Dietrich sólo habló del fondo de $6.500 millones de subsidios adicionales para el sostenimiento del sistema de transporte en el interior del país, pero aseguró no tener la cifra de los subsidios totales en materia de transporte que están previstos para el 2019. Sólo afirmó que serán significativamente menores, muy lejos de los más de 90.000 millones de pesos previstos para el 2018. “Vamos rumbo a un federalismo en serio para el sistema de transporte público, estamos recuperando la distorsión que nos dejó el kirchnerismo”, insistió Dietrich, que así volvió al responsabilizar a la administración anterior del tarifazo anunciado ayer, un aumento gradual que una vez más volverá a castigar a los que menos tienen.

Fuente: Diario Popular