Cada año, el uso de artefactos pirotécnicos suele ser menor, a la vez que normativas como la Ordenanza sancionada en 2015 desalientan no sólo la tenencia sino también su comercialización, la cual está penada con elevadas multas por parte de la administración municipal.
No obstante, luego de las cero horas del lunes, en algunos barrios ubicados al norte y al oeste de la ciudad, varios vecinos manifestaron su indignación luego de que se constatara el uso de pirotecnia “a gran escala”, en perjuicio de la comunidad y, principalmente, de aquellas personas que más sufren este tipo de situaciones, además de las mascotas.
Oficialmente, no trascendió si hubo secuestro de elementos de pirotecnia, como ocurrió en Trelew, donde se incautó un cargamento de aproximadamente 300 kilos de esa clase de productos; sin embargo, una de las notas positivas que dejó la Nochebuena fue que no se registraron heridos por pirotecnia en la guardia del Hospital loca, según indicaron desde el nosocomio.

Dos apuñalados en una riña

En este contexto, desde el Hospital Zonal “Dr. Andrés Ísola” comentaron que, entre la noche del lunes y la madrugada del martes, ingresaron a la Guardia “dos personas con heridas cortantes por agresión interpresonal”, es decir, se lastimaron mútuamente durante una discusión por motivos que aún no han podido establecerse.
A su vez, no se registraron nacimientos en el nosocomio local; sí en otras clínicas de la ciudad, como el caso de una de las primeras bebés en nacer en plena Navidad, sobre las 00:30 horas del lunes.

Dos menores y dos adultos alcoholizados

Por otro lado, desde el Hospital de Puerto Madryn precisaron que debieron ser atendidas en carácter de urgencia cuatro personas por “intoxicación alcohólica”, dos de las cuales eran menores de edad y permanecen en observación, mientras que los otros dos eran adultos y protagonizaron un accidente de auto.
Los individuos viajaban a bordo del vehículo con un nene de dos años, y afortunadamente, ninguno de los tres sufrió lesiones, por lo que los más grandes fueron atendidos por el cuadro de exceso de alcohol en sangre.

Seis “golpeados” en peleas

Además, en la Guardia del “Andrés Ísola” atendieron a seis personas con “politraumatismos por golpes o riñas”, “un quemado por cocinar asado” y una persona que sufrió una fractura en uno de sus miembros, tras protagonizar un accidente doméstico.
A ello, se le sumó la demanda espontánea del nosocomio “por dolores de cabeza, garganta, fiebre, etcétera”, informaron.

Municipalidad de Puerto Madryn