La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) pidió a gobernadores que se prorrogue el
plazo de estabilidad fiscal previsto en el artículo 16 de la Ley 27.264, denominada Ley Pyme, a la que varias provincias adhirieron garantizando no aumentar los impuestos locales. El 31 de este mes se cumple el vencimiento de esta medida.
La extensión de la estabilidad fiscal se pide frente a la coyuntura actual y debido a que los continuos cambios de reglas le quitan previsibilidad y competitividad a las pymes, que deben enfrentar un costo argentino que les impide subsistir o salir al mundo.
Este pedido, según CAME se da en un contexto de baja consecutiva anual de las ventas minoristas y de un descenso de siete meses de la producción industrial de las pymes.

La brecha entre productor y góndola

El factor impositivo no es menor. La brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios subió 5,8% en noviembre. El consumidor pagó en góndola 5,25 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo. Para los productos agrícolas la brecha subió 7% a 5,66 veces, y para los ganaderos bajó 1,1% a 3,59 veces.
Según datos de CAME, en un mercado signado por la caída en las ventas, especialmente en las frutas, la naranja, la mandarina, el pimiento rojo y la calabaza tuvieron los mayores incrementos en la brecha del mes. En los primeros tres se explica por una fuerte baja en los precios al productor. En la calabaza por la suba de precios al consumidor.
Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.
En noviembre, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,66 veces, 7% más que en octubre y 28,9% más que en el mismo mes del año pasado. El IPOD ganadero, en tanto, bajó 1,1%, ubicándose en 3,59 veces, 7,9% por debajo de noviembre de 2017. La participación del productor en el precio final se redujo a 22% promedio contra el 22,9% del mes anterior.

Recaudación tributaria

Cabe destacar que a un año del Pacto Fiscal mejoró la situación financiera de casi todos los gobernadores aumentando la recaudación tributaria, algunos porque aumentaron los Ingresos Brutos, un impuesto distorsivo que afecta a toda la cadena de producción y comercialización.
Por eso en septiembre, CAME les pidió a los mandatarios provinciales cumplan con el Pacto Fiscal firmado a fines de 2017, en el que se comprometían a reducir este impuesto.
Ahora, desde la entidad le piden al gobernador extienda la estabilidad fiscal frente a la coyunta actual y debido a que los continuos cambios de reglas le quitan previsibilidad y competitividad a las pymes que deben enfrentar un costo argentino que les impide subsistir o salir al mundo.

San Juan ratificó continuidad

En respuesta al pedido de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), esta mañana se comunicó el Ministro de Hacienda de la Provincia de San Juan, Roberto Gattoni, garantizando que durante el año que viene no se aumentarán los impuestos locales. «Para nosotros es política de Estado no aumentar los impuestos en 2019, tenemos abdolutamente claro que la política tributaria es una herramienta de desarrollo», manifestó Gattoni.
De esta manera, San Juan es la primera provincia del país en comprometerse en la estabilidad fiscal, brindando previsibilidad para el sector empresario. Así se lo aseguró el ministro de Hacienda a la CAME, extendiendo el beneficio de la ley PyME hasta el 2020.

Gobierno de Chubut