Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo viven más de mil millones de personas con alguna forma de discapacidad y esta tendencia podría aumentar debido tanto al envejecimiento poblacional como al aumento de enfermedades crónicas. Con el objetivo de fortalecer la vinculación de actores nacionales que trabajan en la temática y tejer puentes con referentes españoles en la materia, se llevaron adelante las “Jornadas Internacionales de Rehabilitación en Salud”. Las mismas fueron organizadas en conjunto entre el INTI, la Dirección Nacional de Políticas y Regulación de Servicios de la Agencia Nacional de Discapacidad, la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico, la Fundación para el Desarrollo Productivo y Tecnológico Empresarial de la Argentina (DPT) y la Organización de Estados Iberoamericanos.

A futuro

“La tendencia es pasar de dispositivos robóticos a implantables”, anticipó José Luis Pons Rovira del Instituto Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, en relación a los últimos avances internacionales para el tratamiento de pacientes con trastornos motores. En este sentido, agregó que “la tecnología es una aliada no sólo para intensificar terapias de rehabilitación sino también para brindar información para valorar en forma objetiva el proceso de diferentes enfermedades o para asistir de forma personalizada según el diagnóstico”.
“En el futuro, vamos a ser capaces de interaccionar con los dispositivos únicamente con nuestro cerebro sin necesidad de realizar nada (ni hablar ni escribir), con lo cual yo creo que hay un terreno muy importante a nivel tecnológico para desarrollar las interfaces cerebro-máquina —y hay empresas importantes como Facebook que ya están incursionando en la materia—“, subrayó José María Azorín de la Red Iberoamericana de Rehabilitación y Asistencia de Pacientes con Daño Neurológico. El especialista también presentó su experiencia de trabajo en el desarrollo de un exoesqueleto robótico de bajo costo, para ayudar en los procesos de rehabilitación.
El tercer especialista español que sumó su mirada sobre la temática fue Ángel Gil Agudo, jefe del Servicio de Rehabilitación y director del Departamento de Biomecánica y Ayudas Técnicas del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. “Yo creo que la tecnología nos permite disponer de un horizonte esperanzador, tanto para los pacientes como para los profesionales, porque nos brinda nuevas herramientas para la evaluación y el tratamiento”, destacó.
Gil Agudo también se refirió a la jornada y dijo: “A mi juicio ha sido un verdadero éxito por el elevado número de participantes (con perfiles diversos como fisiatras, ingenieros, empresarios, kinesiólogos, protesistas, entre otros) y por el apoyo institucional conseguido. Se ha abierto un foro de colaboración entre los agentes argentinos que se ocupan de la tecnología de la rehabilitación y las asociaciones iberoamericanas del sector”.

Durante el evento, la Agencia Nacional de Discapacidad y el INTI presentaron los resultados de un trabajo conjunto que están impulsando para capacitar a personal de todas las provincias y fabricar distintos tipos de prótesis. El objetivo es asegurar el acceso a los servicios de rehabilitación en todo el país a aquellas personas que no tengan cobertura de salud, a través de la compra del equipamiento para instalar diez talleres de prótesis y ortesis en hospitales nacionales.

Trabajo de campo

También se expuso la experiencia de trabajo en el Hospital Lencinas de Mendoza, que junto con el INTI está instalando equipos de rehabilitación. “Si bien teníamos algún antecedente en tecnología, el hecho de estar en contacto permanente con el Instituto nos ha permitido desarrollar nuevos proyectos, mejorar lo que tenemos y nos queda mucho por delante”, explicó Silvana Mercante del Hospital.
“El encuentro fue un buen ejemplo del trabajo conjunto que se puede impulsar entre el sector público y el privado, para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad”, concluyó Rafael Kohanoff del Centro de Tecnologías para la Salud y Discapacidad del INTI. En este sentido, el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, agregó que “el trabajo articulado permitirá potenciar las capacidades y que nadie sea dejado atrás”.
Al final de las jornadas, representantes del INTI y de la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva acordaron con los expertos españoles la estructuración de un proyecto en a través de la Asociación Iberoamericana de Tecnologías de apoyo a la Discapacidad (AITADIS ESPAÑA). El objetivo de esta propuesta es promover y apoyar el relevamiento, en las diferentes temáticas referidas a la Discapacidad, de las necesidades prioritarias en los distintos organismos públicos y de las innovaciones internacionales. (Fuente: INTI)