La Municipalidad de Rawson, a través de la Dirección General de Comercio, controla de manera exhaustiva y permanente los locales comerciales para que cumplan con lo establecido en la Ordenanza 7662 que prohíbe la venta de pirotecnia, entre otras disposiciones generales.
La normativa fue promulgada el 13 de mayo de 2016 por la intendenta Rossana Artero, en función de ponderar el bienestar de la comunidad sentada sobre la convivencia pasible en un ámbito de respeto.
La ordenanza prohíbe entre sus considerandos la tenencia, guarda, acopio, depósito, exhibición, fabricación, venta al público y el uso de artificios de pirotecnia y cohetería, sean estos de venta libre o no y/o de fabricación autorizada, en todo el ejido de la Municipalidad.
El municipio dispuso de la normativa, sostenida en el “alto riesgo” para la comunidad, traslucido en “los numerosos accidentes que se repiten año a año y los perjuicios que ocasiona”. Entre ellos, “el uso de elementos de pirotecnia y cohetería afecta a los animales de diversos modos calificables de ‘crueldad’, tales como taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte”, además “es imperioso evitar riesgos innecesarios a la salud de las personas que utilizan estos elementos sin ser especialistas, así como el daño a sus bienes y a los de terceros; la contaminación acústica y el maltrato a los animales domésticos”.
Durante todo el año, pero con especial énfasis en esta época, la Municipalidad trabaja “sobre los locales que podrían dedicarse a este tipo de comercio; no los autorizamos, no los permitimos, pero además hacemos un relevamiento de lugares donde se realiza este tipo de negocios para que no se suceda”, comentó el director General de Comercio de Rawson, Adolfo Núñez Maciel.
El funcionario rescató que “en ciudades vecinas existe esta ordenanza de regulación, con lo cual se hace difícil al vecino adquirir estos elementos de pirotecnia, pero no estamos exentos que a través de Internet se realicen compras en otras localidades. No se puede ingresar a domicilios particulares donde se ofrecen este tipo de servicios, pero sí podemos hacer la denuncia ante el Tribunal de Faltas. Nuestros inspectores cuentan con la instrucción de hacer cualquier actuación ante la utilización o verificación de comercios. Una vez identificado el caso, se decomisan los elementos, y se multa a la persona en cuestión”, relató. El director municipal instó al vecino a concientizar sobre los riesgos de manipular pirotecnia, porque “no trae ningún beneficio”.