Según un reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario, hay entre 100.000 a 150.000 hectáreas de soja de segunda que podrían perderse por las intensas lluvias registradas en diciembre en zona núcleo.
Las zonas con los mayores problemas son el centro-sur santafesino y el norte bonaerense.
«Las sojas de segunda que se sembraron en campos altos están bien, pero las que se encharcaron se perdieron. Hay muchos lotes embarrados a los que no se puede ingresar y se dan por perdidos. Las resiembras este año, entre los temporales de lluvias de noviembre y diciembre, trepan a más de medio millón de hectárea», consignó al entidad rosarina.
Además, un 9% de la oleaginosa de la región sigue a la espera de buen tiempo, pero la fecha de siembra para obtener rindes aceptables está por finalizar. Se tratan de 80 mil ha de soja de primera y 275 mil de soja de segunda,
Asimismo, un 20% de la soja de primera está de regular a malas condiciones. Un 55% bueno y un 25% muy bueno. El 80% de los cuadros se encuentra en etapas vegetativas, mientras que un 13% está iniciando la floración (R1) y otro 7% está en plena floración (R2).Por las malas condiciones ya se descuenta rinde en soja respecto a lo que se presupuestaba al principio de campaña.