El Gobierno reglamentó la renta financiera con la que apunta a pagar el Impuesto a las Ganancias a los plazos fijos y bonos para mediados del año próximo. De acuerdo a lo detallado en el Boletín Oficial, se deberá abonar entre 5 y 15% de la renta que exceda los $67.000 anuales. Desde el segundo semestre de 2019 habrá que tributar Ganancias por la renta originada este año en plazos fijos, bonos, cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión y acciones que cotizan en el exterior. La ganancia originada en instrumentos en pesos pagará 5% de impuesto a las Ganancias sobre el mínimo no imponible, de $66.917,91 anuales.

Mientras que lo producido por activos en dólares o en pesos ajustables por inflación, tributará un 15% sobre ese mínimo.

Fuente: Diario Popular