La causa de los cuadernos K ya empezó a rozar a Chubut al investigarse un presunto pago de coimas que involucraría a Martín Buzzi, a Jorge “Loma” Ávila y a Leonardo Rocha que habrían sido citados a indagatoria.
La declaración de Luis Betnaza, ex director y hombre clave de la compañía Techint, ante la justicia nacional puede generar un terremoto político en Chubut y puso en la lupa la gestión del ex gobernador Martín Buzzi, el líder petrolero Jorge “Loma” Ávila y el operador político Leonardo Rocha en la recepción de coimas vinculadas a la extensión de contratos petroleros.
En los últimos días, el juez Rodolfo Canicoba Corral citó a indagatoria a los tres chubutenses en el marco de la causa que investiga el entramado en el que funcionarios habrían recibido sobornos.
El pedido, por el cual podrían quedar procesados, se basa “en la declaración en forma espontánea como arrepentido de Betnaza, Director Institucional de Techint y hombre fuerte de Paolo Rocca, quien sostuvo que se habrían pagado retornos a los exfuncionarios políticos y gremial por la prórroga de concesión de las áreas hidrocarburíferas El Tordillo, Puesto Quiroga y La Tapera, que extendieron su explotación por diez años, de 2017 a 2027, y fueron firmados por el entonces gobernador Martín Buzzi”, según anticipó Chubut Site.
En ese marco, Betnaza habría reconocido haber pagado coimas a Buzzi para lograr la extensión de contrato petrolero, y también habría nombrado a “Loma” Ávila y “Leo” Rocha.

En detalle

El grave hecho que ahora roza precisamente a los dos candidatos a intendentes de Comodoro Rivadavia en fórmulas competidoras, e incluso al candidato a vice del propio Ávila tiene que ver con la sospechada renegociación por el yacimiento “El Tordillo”, que inició sus operaciones en julio de 1991. Este yacimiento es explotado por la Unión Transitoria de Empresas de Techint, Petrobras e YPF. Produce 2.700 metros cúbicos día en promedio y ya se perforaron 661 pozos. Allí trabajan 1.300 personas, 994 del Sindicato de Petróleo y Gas Privado del Chubut, que justamente lidera “Loma” Ávila.
El `arrepentido´ Betnaza está procesado por cohecho activo y pesa sobre él un embargo de 80 millones, y en estas circunstancias, el hombre ya empezó a develar operaciones cooperando con la justicia en virtud de que muchas de las negociaciones que se le imputan tendrían otros actores concretos. En esa circunstancia, no se descarta que la imputación de “cohecho pasivo” pueda llegar para Buzzi, Ávila y Rocha una vez que el juez considere las versiones de los citados a indagatoria. Versiones extraoficiales vinculadas a la causa aseguran que las cifras que habrían percibido los chubutenses serían cercanas a los 20 millones de dólares.

Gobierno de Chubut