La confirmación de la quita de subsidios al transporte público, no debía sorprender a nadie porque estaba previsto desde que se firmó la adenda del Pacto Fiscal. Sin embargo, nunca faltan los que hablan para la tribuna e intentan aparentar sorpresa, enojo e indignación. Así las cosas, desde hace dos días funcionarios, concejales y el propio intendente de Puerto Madryn han protagonizado un ping pong de acusaciones vanas, ya que esos debates en las redes sociales no le sirven a nadie, excepto para montar en cólera porque observan que todo se reduce a “vos dijiste, el dijo y nadie hizo”. Con todo, los protagonistas aprovechan la oportunidad para hacer campaña de cara a 2019.