A instancias de la Fiscalía de Rawson, el juez de garantías Fabio Monti le imputó el delito de portación ilegal de arma de fuego a Carlos Omar Brunt que el último jueves por la tarde fue detenido en el Área 12 tras haber realizado disparos con un revolver calibre 38 al que luego intentó ocultar en un cesto de basura a fin de engañar a la Policía que minutos después logró detenerlo.
Fernando Rivarola, en carácter de fiscal jefe de Rawson y la fiscal general Florencia Gómez, no pidieron medidas coercitivas para Brunt por lo que inmediatamente recuperó la libertad, tras la audiencia de apertura de investigación y control de detención realizada en la Oficina Judicial de Rawson.
Al momento de la detención Brunt no pudo acreditar ser poseedor legítimo del arma con la que realizó dos disparos, en la vía pública, en la calle Capdevilla, pasadas las 14 horas del último jueves. Ante la presencia de la policía, intentó ocultar el arma en un cesto de basura. Inmediatamente fue detenido.
El defensor oficial Pablo Sánchez, negó los hechos tal como fueron descriptos por los representantes del Ministerio Público Fiscal, pero no se opuso a la apertura de investigación que tendrá el plazo legal de seis meses, a la vez que adelantó la posibilidad de solicitar la aplicación de medidas sustitutivas.