Desde el área de Gobierno del Departamento Ejecutivo Municipal anticiparon que se convocará a una Sesión Extraordinaria en el Concejo Deliberante, para tratar la eventual aprobación de la Emergencia del Transporte Público con el objetivo de que Puerto Madryn tenga “una herramienta más” para paliar la situación del transporte urbano ante la quita de subsidios nacionales; también desde el Ejecutivo analizan reducir algunas frecuencias y recorridos, en virtud de un análisis preciso de aquellos tramos poco utilizados por los usuarios, además de algunos casos en los que “el chofer realiza el trayecto sólo, por lo que el combustible y el desgaste de la unidad es algo que terminan pagando el resto de los pasajeros en los boletos que adquieren”, según precisaron autoridades municipales.
Contrariamente a lo reflejado en el sitio oficial del Ministerio de Transporte de la Nación, que publicó el envío de fondos en materia de compensación tarifaria y al gasoil para Puerto Madryn hasta julio de 2018, el secretario de Gobierno municipal, Martín Ebene, aclaró que los mismos “se siguieron percibiendo” hasta esta semana, donde la ciudad recibió el último giro de fondos antes de la eliminación de dicho beneficio.
Por tanto, si bien se prevé un incremento en el boleto de colectivos para el mes que viene, el mismo no superaría en gran parte los 20 pesos, de los 16,95 pesos que cuesta actualmente; asimismo, la empresa Ceferino del Sur continuará percibiendo los subsidios municipales y el Gobierno Provincial se hará cargo de aproximadamente el 70 por ciento de los que aportaba la cartera de Transporte nacional, cifra que todavía resta ser definida para dar lugar a la elaboración de la Emergencia del Transporte Público.

Cubrir el 30% restante no subsidiado

En este sentido, Ebene se refirió a las distintas reuniones mantenidas con autoridades provinciales y, en diálogo con El Diario, comentó que “en los últimos días y en las últimas horas ha habido avances importantes, se ha tomado la decisión, en particular por parte del Gobernador que estuvo encima del tema, de realizar un aporte desde las arcas provinciales para compensar la falta de este subsidio nacional que hemos perdido” y precisó que “el importe estaría próximo al 70 por ciento, como bien ha trascendido”.
Sin embargo, aclaró que “no está todavía estipulado formalmente ni sabemos con exactitud el importe, si bien conocemos que estaría próximo a este valor” y que “en esta situación, ello descongestionaría bastante el problema, el cual no deja de ser una situación compleja, ya que el 30 por ciento restante de alguna forma hay que cubrirlo”.

Situación crítica

Además, analizó que “el sistema de transporte público estaba en un equilibrio muy justo y delicado, por ende igual hay que generar algún tipo de herramienta que nos permita cubrir ese 30 por ciento sin tener que trasladar el costo al boleto” y, consultado sobre cuál sería dicha herramienta, anticipó que “estamos evaluando solicitar al Concejo Deliberante, mediante una Sesión Extraordinaria, la Emergencia en el Transporte, ya que la situación a nuestro criterio la seguimos considerando crítica”.
También, expuso que “la Emergencia no es, a su vez, una mera declaración; la idea es solicitar herramientas extraordinarias que nos permitan trabajar sobre el servicio, para no tener que trasladar todo el costo al boleto” y detalló que ello implicaría “trabajar en frecuencias y recorridos”.

Proyecto en marcha

Por otra parte, advirtió que “estas herramientas no son necesariamente para aplicar desde el Ejecutivo Municipal, tranquilamente se puede generar una comisión dentro del Concejo Deliberante, con un edil de cada bloque, algún representante del Ejecutivo y los técnicos del área de Transporte, como para poder generar un poco de dinamismo en la mecánica de trabajo que requeriría hacer estos ajustes del servicio; no es una ciencia tan exacta el transporte ya que no sabemos cómo va a reaccionar el pasajero a alguna de estas medidas, por lo que es cuestión de elaborar un proyecto, el cual ya tenemos bastante avanzado en varias alternativas, como para hacer ajustes sobre el servicio, poder evaluar el impacto de los mismos e ir corrigiendo, de manera de incrementalmente ir perfeccionando y optimizando el sistema”.
Esto último, “para reducir costos en otros aspectos y no tener que trasladar todo este faltante al pasaje”, puntualizó.

Reducción de recorridos

El incremento en el boleto de colectivo sería inevitable, aunque estaría muy lejos de los 50 pesos advertidos hace algunas semanas, cuando se conoció la eliminación de los subsidios nacionales al transporte público: “El aumento va a ser inevitable por una cuestión de que, achicar el servicio lo suficiente como para poder cubrir este déficit, sería demasiado y a nuestro criterio entendemos que no se justifica. La solución creemos que pasa por un ‘mix’ de estas alternativas, reduciendo algunas frecuencias y achicando algunos recorridos. Obviamente, los que menos se utilizan, que son los que generan costos a la empresa”, explicó Ebene.
Sobre este punto, describió que “por poner un ejemplo, hay determinadas líneas que en algunos horarios los tramos los recorre el chofer sólo, y quizás uno o dos pasajeros; existen estos casos, incluso otros donde el chofer transita solo, y son más de los que uno se imagina”, agregando que “ese tipo de viaje que el chofer hace solo, los neumáticos y el combustible que gasta, además del mantenimiento que luego hay que hacerle al colectivo, lo pagan todos los usuarios a través del resto de los boletos en los sectores donde se utiliza”.

Optimizar el servicio

Por ende, consignó el Secretario de Gobierno, “esta optimización del sistema permitiría achicar costos y no trasladar al pasaje todo este déficit de, aproximadamente, dos millones de pesos que vamos a seguir teniendo”.
En cuanto a los subsidios nacionales, el funcionario precisó que “estaban al día, de hecho este lunes se cobró el mes de diciembre, que es el último pago que habrá”, aunque sostuvo que “el subsidio al combustible ya no está desde el primero de enero, de hecho la empresa ya está cargando combustible al valor de mercado”, de alrededor de 35 a 40 pesos por litro de gasoil.

Antes de febrero sesionarían

En cuanto a la Sesión Extraordinaria, que sería convocada en los próximos días, el titular del área de Gobierno de Puerto Madryn aclaró que debería realizarse antes del mes de febrero, teniendo en cuenta que, de no disponer de la Emergencia, el impacto en el precio del boleto sería aún mayor: “La fecha depende de alguna precisión que nos está faltando por parte del Ejecutivo Provincial en cuanto al importe y los mecanismos de pago. Conforme esa medida esté establecida, el Ejecutivo va a estar solicitando al Concejo que la Comisión de Receso evalúe la solicitud para tener la Sesión Extraordinaria, y las medidas que vamos a proponer”, sostuvo, agregando que “lógicamente, los subsidios se pagan a mes vencido, excepto con el de combustible, por lo que antes de los primeros días de febrero debe estar resuelta la medida y ya en vías de cobro los subsidios provinciales y el valor del boleto”.

Madryn accedería a un “Fondo Extraordinario”

En otro orden, Ebene se refirió a los dichos del concejal Claudio Tortoriello, de Cambiemos, quien días atrás advirtió que la ciudad de Puerto Madryn había perdido beneficios como los subsidios por no haber adherido al Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), para lo cual desde el Ejecutivo Municipal no había presentado la documentación que se le requirió.
Sin embargo, el Secretario de Gobierno opinó: “Creo que el concejal debería asesorarse un poco mejor, sobre todo porque esto es una medida del espacio que representa. De hecho, Trelew tiene SUBE, está adherido hace más de un año y perdió los subsidios al igual que nosotros; compartimos el último viaje al Ministerio de Transporte con el Secretario de Gobierno de Trelew, y está en la misma posición. Incluso, están peor por haberse adherido a la SUBE, porque hubo un Fondo Extraordinario que crea el Gobierno Nacional, una vez que se retiran estos otros subsidios, de aproximadamente un 10 por ciento del anterior, mucho más bajo, el cual corre exclusivamente para los municipios que no tienen SUBE. Por eso, en todo caso, si la Provincia llega a adherir, Madryn tendría ese beneficio por no tener el sistema, mientras que Trelew no”.

El subsidio municipal seguirá aumentando

Sobre esta línea, expresó que “no sé exactamente a qué se quiso referir el edil con que Madryn se perdía los subsidios por no haber adherido a la SUBE; en efecto, los subsidios se perdieron en todo el país”.
En cuanto al subsidio municipal que la empresa Ceferino del Sur percibe, el cual se encontraba en el orden de los 4.500.000 pesos, el mismo no sólo continuará, sino que hasta cierto punto se incrementará de acuerdo al contrato celebrado entre la firma y el Municipio, a través de la aprobación del Concejo Deliberante cuando se le otorgó la concesión sobre el servicio: “El subsidio municipal arrancó cuando arranca el contrato, en aproximadamente 4 millones de pesos, y ya posee una cláusula de actualización automática. Se está incrementando permanentemente, conforme al movimiento de determinados índices. De hecho, hubo un incremento importante hace poco, y es algo que el Municipio tiene previsto en su Presupuesto, es muy difícil que se pueda aportar algo más desde ahí, más allá de que sí está en materia de evaluación. Pero por ahora estamos trabajando en otros aspectos, ligados a lo que aporta Provincia, que antes no existía, para cubrir esto que se pierde de Nación, y un poco en lo que hace al servicio y el boleto”.

Municipalidad de Puerto Madryn