El ministro de Gobierno de la Provincia, Federico Massoni, anticipó que por expresa instrucción del gobernador Mariano Arcioni, el Ejecutivo Provincial adherirá a la Ley Nacional de Desfederalización del Narcomenudeo para que actúe la justicia provincial. Además, anunció que se creará en Chubut una Agencia Antinarcóticos. Se trata de un esquema parecido al de la DEA de Estados Unidos, pero a baja escala, para combatir los “kiosquitos de drogas”. En esa línea, la semana pasada, en Puerto Madryn, la policía detuvo a una persona con “un gramo” de marihuana y giró las actuaciones a la justicia federal.

Cuestión de competencia

Tras una extensa actividad que cumplió desde temprano en la ciudad petrolera y que incluyó un encuentro con el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Javier Leal de Ibarra, y la jueza Federal, Eva Parcio; el funcionario provincial reveló que “después del comienzo de las sesiones ordinarias vamos a estar mandando los proyectos a la Legislatura”.
En cuanto a la desfederalización de la competencia de drogas, Massoni indicó que la medida permitirá “darle mayor reflejo a la actividad, ya que intervendría la justicia ordinaria en el narcomenudeo”. Aseguró que el Juzgado Federal “no nos está dando respuestas y nosotros no podemos estar dependiendo de una sola persona para realizar este combate”.
Asimismo, el Ministro indicó que “el Gobernador Arcioni también me ha dado la instrucción de crear una Agencia Antinarcóticos en la Provincia, que conlleva a la disolución de la Brigada de Drogas y Leyes Especiales para conformar un cuerpo que es más grande, con mayor especificidad y dotado de presupuesto propio”.

Duras críticas a Lleral

En una conferencia de prensa que brindó en la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, Massoni se refirió al encuentro concertado esta mañana con el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Javier Leal de Ibarra, tras la decisión del juez, Gustavo Lleral, de rechazar investigar el doble crimen narco en Puerto Madryn.
Al respecto, el funcionario precisó que “estamos teniendo muchos problemas con el Juzgado Federal de Rawson, porque una cosa es el trabajo en conjunto para combatir este tipo de flagelos y otra es que quien debe impartir justicia, y que por el Código Procesal Nacional es el único que tiene la facultad, se convierta en un paredón infranqueable para las investigaciones que lleva adelante la Brigada de Drogas y Leyes Especiales”.
Massoni, señaló que “primero se tomó el camino del diálogo y me he reunido con el juez Lleral y con los secretarios, buscando el camino para que no ocurra esto que está sucede, pero me he encontrado sin ningún tipo de respuesta”.

Prólogo de delitos violentos

En ese contexto se refirió a la reunión mantenida con Leal de Ibarra por “todo lo que ha venido ocurriendo en la jurisdicción del Juzgado Federal de Rawson. El objetivo fue anoticiarlo de la situación que se está viviendo en el Valle, porque la Cámara funciona como segunda instancia y disciplinariamente también debe actuar por el bien de la ciudadanía”, dijo y agregó que “con posterioridad tuve una reunión por temas que permanentemente tenemos en común con la jueza Eva Parcio, relacionada también con este tipo de cuestiones”.
El Ministro de Gobierno indicó que en la zona del Valle “lo que está pasando por la inacción del Juzgado Federal es una complicidad como para que el flagelo de la droga se acreciente y se consolide. Y no lo podemos permitir”.
Explicó que “como es competencia exclusiva y excluyente de la Justicia Federal, tenemos una dependencia de recurrir a ellos. Son los que tienen la capacidad de permitirnos actuar, y están siendo cómplices de este flagelo que termina en delitos violentos”.

Prófugos de la Alcaidía

El funcionario también se refirió a los dos presos que escaparon durante la noche del 31 de diciembre de la Alcaidía de Comodoro. Manifestó que “se han levantado los informes que los jefes y responsables tienen que hacer, se han levantado las cámaras, se está haciendo el análisis de lo que ha ocurrido y se inicia la investigación interna”.
Indicó que “los hechos nos marcan que tenemos dos evadidos de la Alcaidía, y desde el primer momento se han dado los anuncios a absolutamente a todas las fuerzas, tanto provinciales como nacionale

****REC
s, para que se activen los protocolos”.

Narcomenudeo, un negocio en peligrosa expansión

La venta minorista de drogas ilegales no deja de aumentar en los barrios vulnerables del país desde 2010. De acuerdo con el Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), en 2016, el 48,5 % de los hogares del país percibían de manera directa o indirecta que en su barrio se vendían drogas ilegales. Tan solo seis años atrás, esa proporción era significativamente inferior, del 30 %.
Lógicamente, las estadísticas sobre el consumo también revelan aumentos en la demanda, en particular entre los jóvenes. Entre 2010 y 2017, el consumo de estupefacientes en chicos de entre 12 y 17 años se triplicó, de acuerdo con el Estudio 2017 de Consumo de Sustancias Psicoactivas de Sedronar.
Más de la mitad de los niños y adolescentes encuestados por Sedronar manifestaron que les sería fácil conseguir marihuana en 24 horas, la droga más elegida por los jóvenes. En 2010, algo más de 1 de cada 100, declararon haber consumido marihuana en el último mes. En 2017, eran 3 de cada 100, según el mismo informe.
Algo similar revelan los datos respecto del consumo de cocaína, que también se triplicó entre jóvenes de la misma franja etaria. El consumo de éxtasis, en tanto, creció en un 200 % en el mismo período, y la edad de inicio de consumo bajó de 16 a 14 años y medio.
La cercanía y la facilidad para hacerse de los estupefacientes que declaran los encuestados explica en gran parte estas alarmantes cifras. En un informe anterior del Sedronar, cuatro de cada diez chicos de 15 a 17 años declararon haber recibido al menos una oferta para comprar marihuana o cocaína en el último año.
De acuerdo con el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, los valores más altos en el registro de venta de drogas corresponden a las regiones urbanas del país, en particular al Área Metropolitana de Buenos Aires y a la Región Pampeana. Esto se acentúa en las villas y asentamientos informales, donde 3 de cada 4 hogares, perciben que en el barrio se venden drogas ilegales.
La socióloga y especialista en narcotráfico y organizaciones criminales Laura Etcharren es una de las investigadoras que vienen advirtiendo del avance del narcomenudeo en la última década. «Sin narcotráfico no hay menudeo y sin menudeo, no hay narcotráfico», aseveró, y destacó la importancia de l
as políticas públicas para frenar esta alarmante tendencia.

Gobierno de Chubut