El domingo pasado se apeló la medida de incompetencia del juez federal Gustavo Lleral, quien rechazó la causa por los “narcocrímenes” de Puerto Madryn. El recurso se presentó ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia que deberá resolver si da la razón o rechaza la resolución del magistrado de Rawson.

Al respecto, el fiscal federal Fernando Gélvez (foto – derecha) explicó que juez federal de Rawson, Gustavo Lleral (foto – izquierda), rechazó investigar los denominados “narcocrímenes” de Héctor López y Federico Lomeña ocurridos el mes pasado en Puerto Madryn tras desestimar que los hechos sean competencia Federal.

Gélvez precisó que “el domingo presenté el recurso de apelación ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia y ahí se tendrá que resolver si se confirma la resolución del Juez Federal o, si me da la razón y a la Jueza (Stella Maris) Eizmendi; y queda radicada (la causa) en el Juzgado Federal Nº 2 de Rawson”.

El fiscal federal informó que los fundamentos del Magistrado “se refieren a los elementos de juicio que reunió la investigación en Puerto Madryn respecto a los dos homicidios y la vinculación con hechos de infracción a la Ley de Estupefacientes”.

Consideró al respecto que los mismos “no son exiguos, sino que estamos transitando una etapa del proceso que requiere determinados elementos de juicio y evidencias, que no es la prueba propiamente dicha que se debe encontrar en un juicio oral y público”.

Añadió que además de esto, “había en el Juzgado Federal de Rawson una investigación, que dirigía Lleral, que data de mediados de 2018; donde un arrepentido mencionó a las dos luego víctimas de homicidio como personas dedicadas a la venta de estupefacientes”.

Por ello el fiscal Gélves sostuvo que “hay vinculación directa con los elementos de juicio que a mi criterio existen”, con la causa existente en el Juzgado Federal.

En el terreno de las posibilidades, Gélves indicó que el caso eventual que la Cámara de Apelaciones se le dé la razón, el Juzgado Federal de la Capital provincial deberá tomar totalmente la causa.

Por otra parte, respecto a la causa primigenia que se encuentra en trámite, donde se mencionan a las dos víctimas de homicidio de Puerto Madryn, Gélves reprochó que “esas personas debieron haber sido convocadas a indagatoria porque el arrepentido los había sindicado como proveedores de estupefacientes”.

Añadió que a esto se le debería de agregar “todo lo que los investigadores y la fiscal de Madryn investigaron en cuanto a los homicidios”, además de “otras circunstancias que surgen de legajos de investigación anexos a las causas”.

“Hay varios elementos, que no quedan en dos causas, que se deben tener en cuenta para observar que esos hechos no pueden separarse”, sentenció.

Respecto a la situación de los detenidos, explicó que como la resolución del juez Lleral fue apelada, los aprehendidos “están bajo la jurisdicción federal porque cuando se remitió la causa, también se puso a disposición de la Justicia Federal a todos los detenidos”.

En otro tramo de la comunicación, el fiscal Gélves se refirió a los tiempo para que la Cámara resuelva y precisó que “cuando hay detenidos, los plazos no se detienen (ya actualmente se encuentra la feria judicial) y siguen como si no estuviésemos en feria”.

Finalmente, una vez que resuelva la Cámara, Gélves detalló que en caso que no se haga lugar al recurso de apelación y se le dé la razón al Juez Lleral, la jueza de Puerto Madryn Eizmendi remitiría la resolución ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de la Nación.

Fuente: Radio3