Comenzaron los trabajos de construcción de la futura sede social del Centro de Jubilados y Pensionados del barrio Roca y Zona Sur, que contó con un aporte municipal de 300 mil pesos.
El intendente Carlos Linares visitó el lugar, oportunidad en la que destacó que “no hay mejor jefe de obra que un jubilado; esperamos que en los próximo meses comiencen a notarse los avances de este nuevo espacio de encuentro para la tercera edad”, dijo al recorrer el lugar junto a Carlos Miranda y Ángela Quinteros, autoridades de la institución.
En diciembre pasado, el Ejecutivo municipal hizo un aporte económico de 300 mil pesos a la institución para el inicio de la obra de una sede social donde se ofrecerán múltiples actividades, talleres y encuentros de la tercera edad.
Sobre el tema, Linares recalcó que “siempre buscamos colaborar con los diferentes Centros de Jubilados de Comodoro. En este caso, vemos como la ayuda del Municipio hoy se ve en hechos concretos, con una obra que ya tiene su fecha de inicio y que llevará aproximadamente 7 meses de ejecución”.
“Siempre lo digo, creo que no hay mejor jefe de obra que un jubilado porque está encima de los trabajos y supervisando que se avance en la construcción”, opinó Linares al tiempo que agregó que “es un lugar histórico y por el cual nuestros jubilados vienen pidiendo hace muchos años tener una sede acorde a sus necesidades”.
El Intendente sostuvo que “será un espacio hermoso, con un SUM y dos plantas con todas las comodidades que se merecen. Esperamos que dentro de unos 20 días ya se empiece con el contra piso y que en 3 o 4 meses podamos tener un notable avance de la obra”.
“Quiero agradecer a nuestros adultos mayores por todo que hacen por sus pares”, expresó y señaló que “esto les dará una mejor calidad de vida porque no solo contarán con actividades, talleres y momentos de encuentro, sino que también, podrán intercambiar experiencias y sumar a más personas de la zona sur”.

Obra en marcha

El referente del Centro de Jubilados y Pensionados del Roca y Zona Sur, Carlos Miranda; puso en relieve la predisposición y ayuda para la construcción de la sede social, al señalar que “hace más de 10 años que estamos luchando por esto y gracias al Municipio logramos lo que otros no pudieron”, dijo y manifestó que “es de suma importancia este espacio porque los adultos mayores de nuestra zona tendrán un lugar a donde ir. Fueron muchos años de espera y de tiempo perdido; y ahora tenemos una alegría inmensa porque vemos cómo avanza la obra soñada”.
“Es un lugar fundamental para que los jubilados podamos disfrutar la vida de otra manera, manteniendo la mente activa, compartiendo con nuestros pares. Si nos quedamos sentados frente a un televisor, no vivimos; y por eso este espacio nos servirá para poder compartir momentos recreativos y de esparcimiento”, destacó el presidente del Centro.