TRELEW – La Policía incautó el arma luego de que un vecino denunciara lo ocurrido al ver un patrullero y advertirle a los agentes el lugar en donde el malviviente la había arrojado. Se trata de una pistola calibre 9 milímetros presuntamente mal habida, con la que habrían andado a los tiros momentos antes. El procedimiento se produjo este martes cerca de la medianoche en las inmediaciones de las calles Cushamen y Constitución, en el barrio Juan Moreira, en el extremo oeste de la ciudad.