En días en que se acrecienta la polémica con la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) y el volcado de efluentes cloacales al lago, desde la Administración de Parques Nacionales anunciaron que a partir del mes de enero Diego Canestracci asumirá el cargo de Intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi. Definitivamente a Canestracci le esperan tiempos polémicos.

Conocedor de la zona

Canestracci se desempeñó anteriormente en diversas áreas y cargos del Club Andino Bariloche y del sector turístico, así como en el desarrollo de eventos y actividades de montaña, trabajando también como guía habilitado del Parque Nacional.
De esta manera, el guardaparque Damián Mujica concluye sus funciones luego de estar a cargo del área protegida desde 2012, realizando un importante y destacado trabajo durante ese período, en el que participó activamente en la elaboración del nuevo Plan de Gestión del área protegida y fortaleció los vínculos de trabajo interinstitucional e interjurisdiccional del Parque.
A partir de enero, Mujica ocupará el cargo de Director Regional Sur dentro de la Dirección Nacional de Operaciones del Organismo, teniendo bajo su responsabilidad el manejo operativo de algunos Parques de Patagonia.
En el mismo comunicado, la Administración de Parques Nacionales agradeció los años de servicios prestados por el guardaparque Damián Mujica a cargo del Parque Nacional Nahuel Huapi, deseándole al nuevo Intendente éxitos en sus nuevas funciones.

El problema de los efluentes

La problemática de los efluentes no es nueva, dato de hace años, pero en este diciembre último tuvo un giro dramático cuando la planta de saneamiento de la ciudad rionegrina volcó al lago Nahuel Huapi millones de litros de efluentes cloacales sin tratar con el fin de realizar tareas de mantenimiento en sus instalaciones. Los vertidos, estimados en unos 25 millones de litros por día, comenzaron un lunes e iban a durar 72 horas, pero la senadora Magdalena Odarda y la Asociación Cívil para la Protección del Medio Ambiente “Árbol de Pie” presentaron un recurso de amparo y la Justicia los frenó.
Ya el año pasado, el Parque Nacional Nahuel Huapi prohibió que los vecinos y turistas se bañen en una zona de sus costas. Además de los estudios que en el pasado detectaron la presencia de metales pesados, el principal conflicto gira en torno al colapso de la planta de tratamiento de efluentes cloacales, que se ha traducido en constantes vertidos de materia fecal, la mayoría de los cuales han sido documentados por los vecinos pese a que raramente son informados a la población.

Gobierno de Chubut