El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, agradeció ayer el mensaje enviado por su par argentino, Mauricio Macri, ante su asunción, y aseguró que “sin duda Brasil y Argentina van a caminar juntos”. “Gracias por sus palabras, presidente. Sin duda Brasil y Argentina van a caminar juntos en direcciones diferentes a las pasadas por los últimos gobiernos. Un gran abrazo”, manifestó Bolsonaro a través de las redes sociales. Bolsonaro, electo en octubre con un programa de lucha contra la corrupción y la criminalidad, asumió la presidencia de Brasil este martes. A través de un mensaje en Twitter, Macri le había transmitido los “mejores deseos” a su par brasileño, quien asumió la primera magistratura de su país en una ceremonia llevada a cabo en Brasilia. “Quiero enviarle mis mejores deseos a Jair Bolsonaro en el día que asume como presidente de Brasil, país amigo y hermano. Confío en que nuestros gobiernos seguirán colaborando para la prosperidad de nuestros pueblos”, expresó el mandatario argentino. Macri siguió la asunción de Bolsonaro desde la ciudad neuquina de Villa La Angostura, en tanto que el Gobierno estuvo representado en la ceremonia que se desarrolló en la capital brasileña por el canciller Jorge Faurie. La primera reunión entre ambos mandatarios tendrá lugar recién dentro de dos semanas, el miércoles 16 de enero, cuando el jefe de Estado argentino viaje a Brasilia. Por su parte, Faurie dijo tras asistir al traspaso de mando en el vecino país que a la Argentina le
“interesa que a Brasil le vaya bien”, porque “si su economía crece ello tendrá un reflejo en la economía argentina”. En declaraciones publicadas por un matutino porteño, el jefe de la diplomacia argentina explicó: “Le transmití a Bolsonaro que el Presidente (Mauricio Macri) le desea lo mejor tanto a él como a los brasileños”. Consultado sobre el discurso del flamante mandatario, Faurie manifestó que “los brasileños votaron a Bolsonaro por su propuesta de lucha contra la corrupción” y que “eso se reflejó claro en su asunción”. El canciller argentino prefirió no opinar sobre el llamado de Bolsonaro para “combatir la ideología de género” y pidió “aguardar a las medidas concretas”. A la vez, el ministro de Justicia, Germán Garavano, felicitó al ex juez brasileño Sergio Moro por su designación en el gabinete de Bolsonaro y adelantó que mantendrá junto a él “una agenda de cooperación en materia judicial y de lucha contra la corrupción”. “Quiero saludar y felicitar a Sergio Moro por su designación como Ministro de Justicia de Brasil. Vamos a mantener una agenda de cooperación en materia judicial y de lucha contra la corrupción muy valiosa para ambos países”, afirmó Garavano a través de una red social. Moro dictó la prisión del ex presidente y líder opositor brasileño Lula Da Silva en abril pasado y luego fue designado ministro de Justicia por el actual mandatario del vecino país, Bolsonaro.