La situación financiera del Cuartel de Bomberos de Puerto Pirámides sumó un nuevo capítulo, luego de que el pasado jueves, desde la Federación de Bomberos Voluntarios de Chubut, enviaran una nota al subsecretario de Gobierno provincial, Nicolás Oviedo, solicitando que se articulen los distintos puntos debatidos durante las últimas reuniones que los bomberos de la villa balnearia plantearon a autoridades provinciales.
Esto último se desprende del Decreto provincial firmado en diciembre último, que permitiría poner al día la histórica deuda que el Gobierno mantiene con las distintas asociaciones de Bomberos de Chubut, otorgando el subsidio de 3.672.000 pesos que sería dividido entre las 11 entidades que funcionan en las distintas localidades provinciales.
Sin embargo, dichos fondos todavía no fueron girados al cuartel de la comuna turística, y eso llevó a que se decretara la emergencia operativa, atentos a la falta de recursos para atender urgencias.
A pesar de que estaría garantizado el servicio para los pobladores de Pirámides, el inconveniente radica en la falta de equipamiento adecuado y de mantenimiento de las unidades para atender situaciones en la zona de Península Valdés; principalmente, ante el riesgo de incendio de campos durante la temporada estival.

Sin respuestas

El escenario para los bomberos de Pirámides continúa siendo adverso: “No tienen ningún tipo de asistencia y nadie se ha comunicado con ellos”, señalaron desde la Federación en diálogo con El Diario, agregando que la única colaboración con la que cuentan hasta el momento es la del Municipio de la villa balnearia, con las limitaciones propias de este último en función de los requerimientos que hoy tiene el servicio bomberil.
Asimismo, continúan analizando el proyecto de Ordenanza que prevé el cobro de una Tasa de Bomberos, cuyo valor, al igual que como sucede en Puerto Madryn, estaría regido según el consumo eléctrico, y dependiendo de si se trata de una vivienda residencial o bien de comercios o alojamientos varios.
El modelo de la propuesta sería similar al utilizado en Puerto Madryn, donde la Tasa de Bomberos, que se abona con la factura de servicios, genera uno de los mayores afluentes de dinero que permiten el sostenimiento de la actividad y la compra de insumos, a falta del subsidio provincial y de la reducción del subsidio nacional.

Vales de combustible y aportes voluntarios

Por estos días, el mantenimiento del servicio de bomberos en Pirámides es posible gracias a fondos aportados por los operadores balleneros, así como también por parte de la administración municipal, que colabora con vales de combustible para los vehículos.
Sin embargo, la problemática más seria radica en el resto del área de la Península, donde son frecuentes los accidentes protagonizados, principalmente, por turistas que no conocen con precisión los caminos, lo cual lleva a que muchas veces sea demandada la intervención de Bomberos, además de Policía y Defensa Civil, por vehículos varados.

En emergencia y con riesgo de incendios

También, el riesgo de incendio de campos es otro indicador que, desde el comienzo de la temporada estival, mantiene en vilo a los bomberos de toda la provincia, en especial a los que se encuentran abocados al territorio de Península Valdés y que actualmente han declarado la “emergencia operativa” por no contar con los medios necesarios para afrontar contingencias y situaciones de urgencia.
Lo cierto es que, hasta el momento, ninguna autoridad se ha hecho eco de la necesidad del Cuartel de Bomberos de disponer de un fondo de reserva para poder equiparse y mantener los vehículos de manera adecuada.
Incluso, días atrás trascendió que debían realizar mantenimiento a una de las herramientas más utilizadas por los bomberos, que es la tijera multipropósito utilizada para abrir puertas y vehículos en caso de incendios, cuyo costo asciende a casi 30 mil pesos, un monto mínimo si se tiene en cuenta el nivel de recaudación por lo que se cobra a turistas que desean ingresar a Península.

Gobierno de Chubut