El Gobierno Nacional confirmó que avanzará con la compra de las pistolas Taser, tal como había trascendido en el día de ayer, al mismo tiempo que ratificaron que las mismas se implementarán en trenes y aeropuertos.

La encargada de afirmar esta versión fue la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien admitió que “la decisión está tomada”. Y contó que, en principio, las armas no letales que realizan una descarga eléctrica serán utilizadas en aeropuertos y en los trenes.

“Queremos trabajar en lugares donde se precisa un arma de carácter intermedio. Por ejemplo, en un tren el uso de un arma común es más complicado que un arma de carácter intermedio. Una Taser puede generar una respuesta adecuada en una aglomeración”.