En el marco de la caída de la actividad inmobiliaria tras el incremento del dólar y la reducción de los créditos hipotecarios, desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Chubut anticiparon una idea que se encuentra actualmente en “etapa de análisis” y que apunta a que los inmuebles comercializados sean tasados utilizando el coeficiente UVA.
La “Unidad de Valor Adquisitivo” equivale a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado de vivienda, valor que se actualiza diariamente en función a la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), basado en el índice de precios al consumidor, y se publica en la página oficial del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
La estrategia anticipada desde el COCICH tiende a que “todas las partes se beneficien” durante las operaciones de compraventa, teniendo en cuenta los valores inflacionarios, así como también la suba del dólar desde el mes de mayo, que fue de casi el cien por cien con respecto al peso argentino.
“Los vendedores van a poder recibir dólares en la operación, pero como nosotros tasamos en pesos, a la casa tendríamos que ponerle un valor UVA; ese valor iría acompañando lo que va pasando realmente en nuestro país, ya que es uno que surge del transporte, la canasta familiar, escalar y, en definitiva, de todo lo que sucede en Argentina”, explicaron.

Precios relativos

Al respecto, el titular del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Chubut (COCICH), Walter Kobak, sostuvo que la compra y venta de inmuebles a nivel provincial “estaba funcionando bien hasta que pasó todo lo que pasó, en el mes de mayo, cuando el dólar voló por los aires y todos los créditos hipotecarios, que venían funcionando muy bien, se paralizaron; entonces, todo lo que es compra de usados por crédito y demás realmente se paró en todo el país”, agregando que “lo que siguió funcionando es la venta de edificios ‘al pozo’, lo cual es en pesos; allí, los precios relativos con el dólar bajaron muchísimo y, para el inversor que tenía algún ahorro, le sigue conviniendo intervir en propiedades en ladrillo, porque sabe que a lo largo del tiempo, se vuelve a valorizar en dólares”.
De este modo, Kobak explicó que el inversor “compra ahora, en pesos (bajo la modalidad de pozo) a un valor muy bajo, sabiendo que con el tiempo se valorizará”.

En etapa de análisis

Por su parte, la vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria de Puerto Madryn y Secretaria del COCICH, Laura Zuccheli, se refirió a la intención de comenzar a tasar los inmuebles en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) y sostuvo que “nosotros, como Colegio y como Cámara, pertenecemos a la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA); desde allí se está trabajando el concepto y, por ende, nosotros queremos implementar en la ciudad el hecho de comenzar a tasar las casas en UVA”.
Se trata de “algo muy bueno”, enfatizó, añadiendo que “uno se debe preguntar por qué está parado el mercado; si antes se tenía una casa tasada en 120 mil dólares, al dueño le parece que ahora la casa tiene que valer lo mismo, pero el dólar aumentó; entonces, creemos y reforzamos esta idea, todavía es una idea muy joven y la gente se tiene que acostumbrar”.

“Los vendedores podrán recibir dólares”

No obstante, Zuccheli aclaró que “los vendedores van a poder recibir dólares en la operación, pero como nosotros tasamos en pesos, a la casa tendríamos que ponerle un valor UVA, cuyo índice se accede a través de la página del Banco Central; ese valor iría acompañando lo que va pasando realmente en nuestro país, ya que es uno que surge del transporte, la canasta familiar, escalar y, en definitiva, de todo lo que sucede en Argentina”.
Consultada sobre la especulación que muchas veces pueden tener quienes comercializan sus propiedades y, ante el incremento en el tipo de cambio, “inflan” los precios de los inmuebles, la Secretaria del COCICH expuso que “muchas veces se hace por desconocimiento”.

Otros países usan sistemas similares

En este sentido, Kobak puntualizó que “nosotros, como referentes del mercado, tenemos que explicarle que el dólar ya dejó de ser un valor de referencia, no se puede seguir con que una propiedad que valía 120 mil dólares, que en mayo eran 2.400.000 pesos, hoy vale más de 4 millones de pesos, porque las cosas no aumentaron como aumentó el dólar”.
Además, Zuccheli puso en valor que “no sabemos qué puede pasar en el país, más allá de un lado político u otro al que la gente quiera pertenecer; simplemente, el valor UVA va a acompañar lo que pase en Argentina” y agregó que dicha metodología “podría aplicarse en cada país del mundo; de hecho, Chile tiene la Unidad de Fomento (UF), y en el caso local, (el valor) variará seǵun todo lo que afecte a las personas; en qué se transportan, su escolaridad, su producto bruto interno; nos parece lógico, pero es una idea que tenemos que trabajar”.
También, Zuccheli enfatizó que buscarán implementar la metodología “con el mayor profesionalismo posible y para que todas las partes salgan ganando”, sumando a ello que “buscamos que el que vende o compra, lo haga al valor real del mercado y que se sienta contenido”.

“No se puede tasar en pesos ni en dólares”

En relación al incremento del valor del metro cuadrado en el caso de Puerto Madryn, así como también a nivel provincial, Kobak manifestó que “hay que hablar en pesos en este caso, ya que con una inflación de más del 40 por ciento anual, lógicamente los precios aumentaron, pero lo hicieron de acuerdo a esa inflación, no de acuerdo al valor del dólar, que se incrementó casi en un cien por cien”.
Consecuentemente, “hoy las propiedades que se venden en pesos quedaron por debajo de las que estaban tasadas en dólares”, consignó el ingeniero, agregando que “actualmente, no se puede tasar una propiedad en pesos ni en dólares, por eso el UVA”.

Cómo serían las operaciones “a tasa UVA”

Sobre este punto, Zuccheli valoró que “nosotros tasamos en pesos, porque nuestros ladrillos, nuestro hierro y nuestro cal se vende en esa moneda; luego de tasarse en pesos, nos podemos fijar en la página del BCRA el valor UVA del día, y esos son los UVAs a los que tendría que venderse esa propiedad”.
Seguidamente, explicó que “la persona, si se siente tranquila con el dólar, puede exigir que le demos dólares, pero en base a ese valor tasado en UVAs”, es decir, al valor del día de la operación según dicho coeficiente.

Gobierno de Chubut