CHUBUT ES LA SEGUNDA PROVINCIA DEL PAÍS CON MÁS ALLANAMIENTOS POR INVESTIGACIONES DE ESTE DELITO

Casi se duplicó la cantidad de víctimas rescatadas en Argentina por trata de personas


El Diario | Regionales

Clic para ampliar

Al mismo tiempo que la cantidad de allanamientos y detenidos por trata de personas en nuestro país no sufrió grandes variaciones, prácticamente se duplicaron las víctimas rescatadas en Argentina. Puntualmente, entre el año 2016 y 2017, según los propios registros del Ministerio de Seguridad de la Nación, la cantidad de personas que fueron salvadas de dicho flagelo pasaron de 684 a 1.338, manifestando un crecimiento del 95%. En contrapartida los detenidos pasaron de 200 a 236 (18%), mientras que los allanamientos en 2016 fueron 410 y en 2017 fueron 423 (crecimiento del 3%).
En la mayoría de los casos las víctimas son mujeres que tienen entre 18 y 35 años y de diferentes nacionalidades, sobre todo argentinas, bolivianas, paraguayas, dominicanas y chinas. Generalmente, las rescatadas trabajaban en talleres textiles clandestinos o eran sometidas a tareas sexuales, pero por sobre todas las cosas eran personas vulnerables por sus condiciones socioeconómicas.
Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación destacaron en un informe que entre 2016 y 2018 hubo 1.117 allanamientos relacionados con el delito de trata de persona, donde fueron detenidos 632 individuos y 2.797 fueron rescatadas. En detalle, cabe aclarar que la mayor parte de las personas recuperadas de ese tráfico humano respondían a delitos laborales (1.436), sexuales (586) y reducción a la servidumbre (13).
En tanto, mientras en el transcurso del año 2015 hubo 1.058 personas que fueron rescatadas de la trata, en 2016 la cifra bajó considerablemente y el número llegó a 744. Igualmente, en 2017 tuvo un salto de casi el 100% y se incrementó a 1.386.

Estratos sociales bajos

Según las precisiones brindadas por el documento elaborado por la cartera nacional que está a cargo de Patricia Bullrich, en muchos casos las víctimas de trata también trabajan y desarrollan el rol de “reclutadoras” o de encargadas de los locales clandestinos. Al respecto, cabe aclarar que en la mayor parte de los casos, las personas provienen de condiciones socioeconómicas bajas y son vulnerables a aceptar trabajos mediante el engaño de que pueden mejorar su calidad de vida.
Otro de los detalles del relevamiento impulsado por el Ministerio de Seguridad de la Nación es que muchas de las víctimas de trata se encontraban instaladas en talleres clandestinos, en establecimientos rurales o eran explotadas sexualmente en diferentes puntos del país.
Entre 2016 y 2017 la cantidad de víctimas rescatadas de explotación laboral creció en un 201%, al mismo tiempo que los casos de explotación sexual aumentaron en un 27%. Por otra parte, la cantidad de detenidos relacionados con el tráfico ilegal de personas aumentó en un 18% entre 2016 y 2017: se pasó de 200 a 236 detenidos. De la mano de esto, aumentaron en un 3% los allanamientos donde se detectaron estas redes mafiosas.

Gran rentabilidad económica

Al respecto de esta situación, la propia ministra de Seguridad de la Nación aseguró que la trata de personas es una de las actividades “predilectas del crimen organizado por su alta rentabilidad económica”. “Se encuentra entre los tres delitos más lucrativos de la criminalidad junto con el tráfico de armas y de drogas”, precisó Bullrich.
Además, la titular de la cartera de Seguridad manifestó que desde que comenzó la gestión presidencial de Cambiemos a fines de 2015 se puso mucho énfasis en la persecución de este delito, considerando que “atenta contra la dignidad humana, vulnera el derecho a la salud, a la educación y a la libertad ambulatoria y psíquica de una persona”.
Vale destacar también que para desarrollar los operativos de rescates de personas en los últimos años, Argentina cerró acuerdos de cooperación con Perú, Paraguay y Chile, con quienes tiene vínculos internacionales de asistencia recíproca para la protección de las personas. Un claro ejemplo de este posicionamiento es la creación del Sistema Federal de Información Criminal del Delito de Trata de Personas (SISTRATA), una base en la que se podrán cargar datos de todo el país acerca de investigaciones, imputados, víctimas, provincias de acogida o traslado y posibles empresas vinculadas. En tanto, a este mapeo real del delito de trata ya se adhirieron 20 provincias.

Trata de personas en Chubut

Siguiendo en el mismo tema, Chubut resultó ser una de las provincias donde se realizan más allanamientos por trata de personas, también según las cifras aportadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Los datos difundidos por la cartera que comanda Bullrich aseguraron que en el primer puesto de la tabla está Buenos Aires, pero inmediatamente posterior aparece Chubut, seguida por Salta, Santa Fe, Tucumán y Tierra del Fuego.
No obstante ello, las dos zonas de captación de víctimas son el Noroeste y el Noreste de nuestro país. De las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Misiones, Formosa y Corrientes son captadas la mayoría de las personas que sufren la trata de personas, quienes posteriormente son trasladadas hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense, que son los dos principales nodos de conexión con los puntos de destino, como es, en gran porcentaje, la Patagonia.

Diferentes tipos de explotaciones

En tanto, entre los años 2016 y 2017 la cantidad de detenidos por el delito de explotación laboral también aumentó considerablemente, registrando una variación del 192%, ya que se pasó de 38 casos a 111. Puntualmente, la mayoría fueron capturados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, seguida por la provincia de Buenos Aires, Chubut, Córdoba y Río Negro.
Vale remarcar que la explotación laboral en nuestro país se da fundamentalmente en talleres clandestinos, en comercios como podrían ser pequeños supermercados barriales y en huertas donde se cultivan verduras y hortalizas.
No obstante ello, la explotación sexual tiene una lógica diferente, ya que en la mayoría de los casos ocurre en locales nocturnos, hoteles y departamentos privados. En Argentina todavía sigue existiendo una gran cantidad de prostíbulos. En tanto, las investigaciones judiciales sobre la materia han revelado que la retención de las víctimas se da a través de la privación de la libertad, el suministro de drogas, el secuestro de documentos y la inducción de deuda.


COMENTARIOS

Comments are closed.