Juan Gabriel Quenqui, fue condenado a dos años de prisión en suspenso con reglas de conducta, por el delito de abigeato. Se trata de la resolución del juez Martín Zacchino, homologando el acuerdo de juicio abreviado por un hecho ocurrido en septiembre de 2017 en un campo próximo a Río Senguer.
El 8 de septiembre de 2017, antes de las 20:00 horas, Quenqui se apoderó de dos animales ovinos de un puesto rural ubicado en Ruta Provincial N° 70 a 6 km en dirección a la localidad de Río Senguer. El imputado se movilizaba en un Peugeot 207 color negro, cuando personal de la Policía de la Provincia del Chubut, que se encontraba realizando un control de tránsito vehicular en el pórtico de entrada de la localidad de Río Pico, constató a simple vista por la luneta posterior del rodado que llevaba una bolsa con manchas que parecía de sangre y que contenían animales faenados.
El puestero del cuadro al que pertenecían los animales fue investigado como partícipe. No cuenta con antecedentes penales y a su respecto se acordó una reparación destinada al hospital rural de José de San Martín, con el acuerdo de la víctima.

Gobierno de Chubut