La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia ratificó el pedido de prisión preventiva que pesa sobre la diputada de Cambiemos Aída Ayala. De esta manera, el Congreso podría tratar el desafuero de la legisladora una vez que se retome la actividad en el Palacio.
Vale recordar que la legisladora de origen radical está imputada por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero por presuntos negocios con una empresa de recolección de basura cuando se desempeñaba como intendenta de Resistencia.
Por otra parte, la Justicia también confirmó la prisión preventiva del gremialista Jacinto Sampayo y de los empresarios Carlos Huidobro, Daniel Fischer, Pedro Martínez y Rolando Acuña.
En el fallo emitido por los jueces Rocío Alcalá, María Denogens y Eduardo Belforte se marcó que Ayala está “en posición de afectar el decurso del proceso, ya que cuenta con conocimientos y relaciones personales suficientes para la obstaculización del trámite en la etapa procesal de juicio”.
También indicaron que dada la “gravedad y trascendencia económica y social de los hechos investigados, grado de probabilidad de su participación en los mismos” y para “evitar injerencias en la obstrucción de la tramitación del juicio”, se “torna desaconsejable, por el momento, revertir el dictado de prisión preventiva en esta etapa del proceso”.
El tribunal recordó que “confirmó oportunamente el procesamiento de Ayala” por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público en calidad de coautora, y lavado de activos, agravado por habitualidad, como también por ser miembro de una banda y funcionario público, en calidad de coautora, todos en la modalidad de concurso real.