La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) planteará en Buenos Aires, este viernes, su rechazo a los aumentos de tarifas de luz anunciados por el gobierno nacional para 2019 y reclamará la continuidad de la aplicación de la “tarifa social”.
La Federación nuclea a más de 240 distribuidoras y brinda servicio a más de 4 millones de hogares de todo el país, y entre las medidas que venían analizando en las últimas semanas la entidad destacó la posibilidad de no pagar a Cammesa el aumento mayorista en el valor de la energía.
Las cooperativas explicaron que el costo de la energía históricamente representó poco más de 30% y ahora está cerca del 70%; más los impuestos y tributos que se aplican en las facturas.
A fines de diciembre, el entonces secretario de Energía, Javier Iguacel, proyectó para 2019 un incremento del 55% acumulado promedio en las boletas de luz y un 35% en la factura del gas.

En situación crítica

Las cooperativas eléctricas están en un momento crítico y se niegan a aceptar el reciente aumento del 55% en los valores de la energía mayorista, que aseguran las coloca en una situación de total vulnerabilidad. Es que los aumentos anunciados la semana pasada por el gobierno de Macri no sólo golpean a los usuarios finales sino también a las empresas distribuidoras que compran la energía a la mayorista Cammesa.
Es por eso que ya están amenazando con no pagarle a Cammesa y seguir cobrándoles la misma tarifa a sus usuarios, además de avanzar con medidas judiciales para frenar estos incrementos que están disparando sus costos.

Golpe al bolsillo

El nuevo tarifazo terminó de golpear a amplios sectores de clase media que no reciben tarifa social y ya venían castigados por la mega devaluación y la fuerte pérdida de poder adquisitivo que se produjo en el 2018. Por eso en los últimos días volvieron los cacerolazos y el peronismo ya avisó que en marzo cuando se reabra el Congreso, volverán a impulsar una ley para dar de baja el decreto que Macri que autorizó la suba. Mientras que los intendentes del Conurbano empezaron a coordinar una serie de amparos, estrategia a la que se sumó el sindicalismo y ahora podrían sumarse las cooperativas.

Se plantó la más grande

“No estamos dispuestos a pagar este aumento. El miércoles viajo a Buenos Aires para llevar este planteo a la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Argentina y actuar de manera conjunta”, anticipó Carlos Ciapponi, el titular de Calf, la cooperativa de Neuquén, que es la más grande del país dedicada a la distribución energética.
Las cooperativas denuncian que con la suba de tarifas están creciendo los niveles de cobrabilidad, antes del último aumento anunciado esta había bajada del 97 por ciento al 90 por ciento.

Rebelión nacional

Si bien la reunión se realizaría la semana que viene y debido a los tiempos institucionales, la asamblea de la Federación recién tomaría una resolución para comienzos de febrero, el propio peso de esta cooperativa neuquina sumado a la fragilidad que presenta el conjunto de las distribuidoras hace prever una escalada en el conflicto. “Va a haber una rebelión general a nivel nacional”, anticiparon fuentes del sector.
El mayor problema que argumentan desde el sector radica en el aumento de la incidencia del costo de la electricidad en el presupuesto de las firmas, que pasó del 30% a más del 70% en el caso de Calf.
“Solamente este aumento nos significa un gasto adicional de 38 millones, es decir, el mismo importe que iba a estar destinado para el pago de toda la masa salarial. Si a esto le sumas los impuestos municipales y el IVA, nos deja destruidos”, subrayó Ciapponi. Son varias las cooperativas que ya advirtieron problemas para pagara los sueldos.

Subas sin freno

A su vez, las cooperativas están denunciando tener serias dificultades para mantener los niveles de cobrabilidad que ya bajaron del 97% a un 90% y ante estas nuevas subas todo indica que seguirán disminuyendo.
Para frenar las medidas de fuerza, las distribuidoras piden que la energía sea considerada un bien esencial a fin de gozar del pago de medio IVA y exigen una mayor inversión por parte de las transportistas que no asumen la responsabilidad de los múltiples cortes de luz.
“Nosotros hicimos importantes inversiones en las líneas de distribución, pero ante cualquier aumento de temperatura que supere los 35 grados se corta la luz por culpa de las transportistas. Por ejemplo, en plena Navidad hubo una falla en el centro de distribución del Alto Valle que terminó con un cuarto de la ciudad de Neuquén sin servicio durante las primeras tres horas del 25 de diciembre”, comentó el titular de la cooperativa neuquina.
Es por eso que además de la asamblea entre pares que llevarán a cabo en Buenos Aires, el titular de Calf se reunirá con el Gobierno de Omar Gutiérrez a fin de resolver este asunto, dado que en esta provincia patagónica las transportistas son propiedad del estado provincial.

Las cooperativas de Chubut deben 3.143 millones a Cammesa

El presidente de la Federación de Cooperativas, Fabricio Petrakosky, alertó de una crisis en crecimiento de las prestatarias. Estimó que se está tornando impagable la deuda con la mayorista Cammesa.
“Esta gran deuda que tenemos el conjunto de las cooperativas del Chubut crece a pasos agigantados, es una bola de nieve que va creciendo”, afirmó Petrakosky.
Repasó que se está debiendo a Cammesa 3.143 millones y “hace tres meses la deuda ascendía a 2.100 millones de pesos, y en el transcurso de dos meses y medio se sumaron mil millones más”.
Por lo tanto, reclamó que “el poder político es el que tiene que decidir, porque si bien nosotros hablamos del problema que estamos teniendo el conjunto de las distribuidoras de energía de toda la provincia, también presentamos soluciones, pero no están a nuestro alcance. Es por eso que estamos necesitando y requiriendo una intervención urgente del gobernador Mariano Arcioni”.
En ese reclamo de atención, Petrakosky apuntó que “los actores son aquellos que conforman el Consejo Consultivo Provincial de Servicios Públicos”, donde están “el ministro de Infraestructura, Raúl Chicala; dos intendentes; dos presidentes de Concejos Deliberantes; dos legisladores provinciales y el sindicato de Luz y Fuerza”.
Pero lamentó el presidente de la Fechcoop que “el Gobierno Provincial está muy ocupado desde hace un par de meses en las elecciones. Y nosotros venimos trabajando desde el Consejo Consultivo desde hace 6 meses en la elaboración de un proyecto de ley, el cual nos permitiría hacer uso de algunas herramientas para poder salir de este pozo en el que nos encontramos inmersos, hablando de la deuda a Cammesa, que es la que nos tiene más preocupados por estos días”.

Gobierno de Chubut