La propietaria del emblemático parador “Coral”, ubicado en la Bajada 4 de la zona costera de Puerto Madryn, Leila Mainecul, destacó sus diferenciales respecto de otros paradores de la zona costera y comentó que “la mayoría de nuestras prestaciones son comunes a las de otros balnearios, por ejemplo las carpas, el servicio de sanitarios, bar de playa y demás”, aunque puso en relieve que “como valor agregado, disponemos de un espacio donde se venden nuestras medialunas, las cuales fabricamos nosotros y son muy solicitadas, ya que cuando está en la playa, la gente suele pasar a la tardecita para degustarlas”.
Las medialunas de Coral son, desde hace años, “un clásico de la playa”, destacó, agregando que “los fines de semana, en el balneario, tenemos servicio de DJ de la mano de Pablo Coronel, quien acompaña las actividades que se desarrollan en el lugar y sus alrededores”.
A su vez, desde el local reconocieron que, si bien el flujo de turistas ha sufrido una baja con respecto al mismo mes del año pasado, “continuamos trabajando de la misma manera”, teniendo en cuenta que se trata de uno de los espacios más concurridos de la ciudad durante el año, principalmente en la temporada de verano.

Desayunos “caseros” y mermeladas artesanales

Por otro lado, la administradora de uno de los espacios más concurridos de Puerto Madryn durante todo el año mencionó que “el parador funciona a partir de las 7:30 horas, con servicio de cafetería por la mañana; ofrecemos desayunos, uno de los cuales es muy solicitado ya que viene acompañado con pan artesanal fabricado aquí, además de mermeladas artesanales de El Bolsón”.
Los precios son promocionales durante toda la temporada; los desayunos oscilan entre los 130 pesos para la versión clásica, y el resto entre los 180 pesos en adelante, a lo cual se le pueden sumar las clásicas medialunas para acompañar un café.

Comida del mar y cordero al disco

En la misma línea, sostuvo que “a partir del mediodía funciona el restaurante hasta las cuatro de la tarde, donde nuestra especialidad es el cordero al disco”.
Esta última, sumada a las pizzas y empanadas al horno de barro, es una de las opciones gastronómicas más requeridas por los comensales, además de que las tres variedades de comida son elaboradas todos los días.
A la carta gastronómica se le suman, obviamente, los platos característicos de la zona, que abundan en pescados y mariscos de distintas variedades.
El parador permanece abierto hasta las cero horas, todos los días, mientras que “los fines de semana tenemos un artista que realiza un espectáculo musical con guitarra”, precisó Mainecul.

Salón lleno

A pesar de la disminución en el flujo turístico con respecto a enero del año pasado, las mesas de Coral permanecen ocupadas casi de manera permanente, y si bien el impacto de la actividad económica se ha sentido en toda la costa, el parador, que ya lleva seis años funcionando y lo hará, tras renovar su concesión por dos más, sigue trabajando a buen ritmo: “A pesar del escenario económico y de que en Madryn no tenemos, en este momento, el flujo de turistas que hemos tenido en otras temporadas, nosotros trabajamos todos los días, con alguna diferencia respecto de la temporada anterior”, analizó la propietaria.
En este ámbito, reconoció que “como todos los paradores y lugares que trabajan para el turismo, nos preparamos cada temporada con personal y servicios adicionales, justamente para recibir al inmenso flujo de turistas durante el mes de enero, algo que no está sucediendo en esta ocasión; aún así, seguimos trabajando de la misma manera”.

Sombrillas y carpas “bien equipadas”

El alquilar de carpas y sombrillas, a precios accesibles, viene acompañado con mesas y sillas, uno de los diferenciales principales del parador con salida directa a la playa: “El precio es de 700 pesos por día para la carpa, que cuenta con una mesa, cuatro sillas, la sombrilla y un canastro; en el caso de las sombrillas individuales, vienen con una mesita y sillas en forma de reposera, el costo es de 650 pesos por día. También, tenemos valores diferenciales por semana o por mes; en el caso de las carpas, el mismo es de 4 mil pesos por semana”, concluyó.

http://www.andesonline.com/