La ciudad de Puerto Madryn fue declarada en emergencia fitosanitaria por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) luego de detectar la presencia de ejemplares adultos de la Mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata Wied) en la zona urbana en el mes de diciembre pasado. Al tiempo que se dispusieron medidas para controlar la plaga que afecta a los frutos.
Esta medida fue publicada por el Gobierno Nacional mediante la Resolución 15/2019 en el Boletín Oficial ayer jueves 10 de enero.

Emergencia y acciones

Según el SENASA, el 10 de diciembre del año pasado se detectaron ejemplares adultos de mosca de los frutos en el área urbana de la ciudad de Puerto Madryn, «constituyendo una captura múltiple, por lo que corresponde declarar la Emergencia Fitosanitaria, conforme a lo establecido en el Punto 2 del Anexo de la citada Resolución Nº 152/06.»
“Además -agrega el decreto-, se procede a establecer un área regulada en la cual las plantas, productos vegetales y otros artículos reglamentados que ingresen, egresen o transiten por la misma, estén sujetas a la aplicación de determinadas medidas fitosanitarias. Para el caso de mosca de los frutos, dicha área regulada corresponde a la superficie cubierta por un círculo de 7,2 km de radio alrededor del epicentro de la detección”.
El SENASA, además, dispuso medidas fitosanitarias en el área regulada. Entre ellas, la recolección y posterior enterramiento de los frutos caídos; la descarga de los frutos hospedantes de la mosca de los frutos que estén en condiciones de ser atacados por la plaga, en un radio de 200 metros alrededor de cada detección y su posterior destrucción; la remoción del suelo bajo la proyección de la copa de los árboles y aplicación de insecticida (respetando la normativa provincial vigente); y la aplicación de insecticida cebo sobre el follaje, en las dosis y frecuencia que el Programa Nacional de Control y Erradicación de Mosca de los Frutos (PROCEM) determine, en proximidades del punto de detección de la plaga.
Asimismo, la erradicación de plantas hospedantes del arbolado público y su reemplazo por especies no hospedantes u ornamentales en aquellos sitios en los que sea factible, en coordinación con el gobierno municipal del área regulada; y la inmovilización de frutos hospedantes del área regulada; el establecimiento de patrullas móviles, a fin de verificar el cumplimiento de las condiciones de resguardo, entre otras.

¿Afecta al Valle?

La declaración de la emergencia fitosanitaria no implica la pérdida del reconocimiento internacional de los valles de la región patagónica (Alto Valle del Río Negro y del Neuquén, Valle Medio del Río Negro, Valle Inferior del Río Negro, Valle del Río Colorado, Valle de General Conesa, interior de la Meseta Patagónica y Valle Inferior del Río Chubut) como Área Libre de Mosca de los Frutos.
Por lo que desde el SENASA recordaron que colaborar con los controles en las barreras zoofitosanitarias es muy importante para proteger la producción frutícola nacional, evitando el ingreso de frutas que pueden estar dispersando la plaga hacia el área libre. Dichas barreras constituyen un “sistema integral de control” debido a su ubicación estratégica en todos los accesos a la Región Patagónica, reconocida a nivel nacional e internacional como área libre de Mosca de los Frutos.
Es por ello que el resguardo del patrimonio frutihortícola de la Región Patagónica se logra mediante una responsabilidad compartida entre el Estado Nacional, los estados provinciales y municipales, y los introductores, transportistas y recepcionistas de productos vegetales. En este sentido, se recuerda que el ocultamiento de la mercadería implica su decomiso y fuertes multas.

Municipalidad de Puerto Madryn