Referentes de la asociación que nuclea a los artesanos ubicados en un sector de la zona costera de Puerto Madryn denunciaron un desalojo de los puestos en los que trabajaban desde hace un tiempo. Habían sido advertidos que debían liberar el lugar, y al no retirarse actuó la fuerza pública.
La situación fue de carácter violento, según relataron, y aparentemente se debió a una serie de presuntas denuncias realizadas sobre un grupo de “manteros” que consumía bebidas alcohólicas y provocaba disturbios en las inmediaciones del circuito de artesanos, de acuerdo a lo que consignaron.
“Nos da mucha bronca lo que hicieron, es una vergüenza, gastamos más de 100 mil pesos para que la feria estuviera en el centro, como nos habían pedido, y ahora se llevaron todo, nos dejaron hierros retorcidos y trasladaron las cosas al corralón, sin responsabilizarse si se las roban o les pasa algo”, sostuvo una de las artesanas que denunció lo ocurrido.
Aparentemente, la orden de desalojo había sido presentada el lunes, con un plazo de 48 horas para abandonar el lugar; una vez cumplido ese tiempo, durante la madrugada del miércoles “vinieron y rompieron todo”, advirtieron.

“Nos pidieron armar una asociación y lo hicimos”

Al respecto, la presidenta de la Feria de la Costa, Lydia Vázquez Flores, contó que “el miércoles a las 6 de la mañana fueron a levantar todos los puestos y literalmente los rompieron, cuando nosotros invertimos un montón de dinero en esa feria” y contó que “nos sacaron de donde estaba el Monumento a la Mujer y nos dijeron que nos iban a reubicar, que fuéramos al costado de la Calesita, con la condición de que armáramos una asociación de artesanos; eso hicimos, armé la asociación, nos organizamos como ellos lo pidieron, y esto terminó con que el pasado lunes nos dijeron que teníamos 48 horas para desalojar el lugar, supuestamente porque hay denuncias y demás”.

“Ellos toman, se drogan”

En este sentido, contó que “lo que sucede es que a un costado de los baños públicos tiraron mantas los artesanos que vienen de afuera, pero esa no es nuestra responsabilidad; la misma termina donde empieza el sector de los baños públicos” y advirtió que “ellos toman, se drogan, no sé lo que hacen a la noche, nosotros llamamos a la Policía y ‘ni pelota’, nosotros no podemos controlar lo que hace o no la gente si no la controlan el Municipio o la Policía”.
Además, lamentó que “nos echan la culpa a nosotros” y sostuvo que “la mayoría de los integrantes de la asociación somos mujeres, además de cuatro hombres, y trabajamos porque lo necesitamos; yo cobro la jubilación mínima y necesito trabajar, lo que hago con mis manos lo vendo en la costa, no estoy robando ni quitándole nada a nadie”.

Decomiso de los puestos

Sin embargo, “esto que hicieron ahora es indignante, porque gastamos un montón de dinero ya que ellos nos sugirieron que armáramos puestos; gastamos más de 100 mil pesos, y esta mañana (por el miércoles), por orden municipal según ellos, rompieron literalmente todo y lo llevaron al corralón, mientras que dijeron que no se hacen responsables si lo roban o algo”, mencionó la artesana, visiblemente angustiada, agregando que “nosotros somos humildes, estamos trabajando, la mayoría somos mujeres que queremos ayudar a nuestras familias, y lo que se hizo ahora fue romper todo; por todos los medios, voy a tratar de que me devuelvan lo que tenía ahí; hierros, chapa, pintura, todo lo que hicimos para que ellos estuvieran conformes y que la feria pudiera estar en el centro”.
En este orden, se preguntó “de qué sirvió si nos rompieron todo, solamente nos dejaron hierros rotos y retorcidos de nuestra fuente de trabajo; estamos en plena temporada y tratando de subsistir con esta situación tan difícil que estamos pasando” y remarcó que “lo que hicieron es indignante, nos da mucha bronca y es una vergüenza”.

Municipalidad de Puerto Madryn