La medida de Trabajo abarca a todos los trabajadores de todos los gremios que prestan servicios para la compañía aérea. Cinco sindicatos habían convocado a una protesta de 24 horas por «la intransigencia empresarial» en las negociaciones paritarias.
Luego de una amenaza de paro de trabajadores aeronáuticos de Latam, el Gobierno activó una nueva conciliación obligatoria para desactivar la medida de fuerza que hubiera afectado a 56 vuelos y a más de 9 mil pasajeros.
Los trabajadores de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros en Empresas Aerocomerciales (ATCPEA) que prestan tareas en las empresas Lan Airlines S.A. (Latam Airlines) y Tam Linheas Aéreas (Latam Airlines Brasil) habían anunciado un paro por 24 horas a partir de la 0 hora del jueves 31 de enero en el marco de la discusión paritaria por mejoras salariales.
La medida de fuerza convocada llegó luego que los trabajadores denunciaran el estancamiento en las negociaciones paritarias.
En ese contexto, los gremios anticiparon que la protesta se ocurriría por las numerosas reuniones con la empresa Latam con el objetivo de llegar a un acuerdo salarial, sin embargo responsabilizan a “la intransigencia empresarial” por llevar al fracaso las negociaciones paritarias.
Por su parte, Latam había manifestado en un breve comunicado que se encontraba «en plena negociación paritaria con los diferentes gremios que componen el sector aeronáutico, con la intención de llegar al acuerdo salarial para 2019 en el corto plazo».