La titular del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEyOM), Marcela Fanego, anticipó que para el mes de marzo tendrá lugar una nueva rueda de negociación paritaria con las autoridades municipales, en virtud de lo establecido según los acuerdos anteriores, que contemplaban un incremento cada seis meses basado en el incremento de los índices de inflación y el costo de vida general.
Los acuerdos firmados en 2018 entre el SEyOM y el Municipio, que establecían el segundo tramo del aumento, dejaron establecida la nueva negociación paritaria para el mes de marzo de este año; la cifra alcanzada para el año pasado fue del 42,6 por ciento, más una recomposición de las Asignaciones Familiares mayor al 50 por ciento, algo que desde el ámbito de los empleados municipales fue celebrado como una señal de estabilidad frente a la devaluación, en comparación con otros sectores de la economía local.
Para ello, se tuvo en cuenta la situación económica del país y, principalmente, el incremento de precios, que se ubicó cerca del 50 por ciento para fines del año pasado; esta y otras variables fueron tenidas en cuenta durante las anteriores mesas de negociación, y también serían contempladas de cara al próximo debate.

Porcentajes “cercanos a la realidad”

Actualmente, no hay una cifra determinada que desde el gremio ya manejen de antemano: “Nosotros tratamos de no hacer números en el aire; sí, estamos trabajando con los índices mes a mes, fijando los porcentajes, sobre todo en los meses que hubo defasajes y se perdió poder adquisitivo”, explicó Fanego, fundamentando que por ello “buscaremos acordar un número que, por lo menos, sea razonable”.
Hasta el momento, destacó, “lo hemos logrado con el Municipio, en el marco de poder acordar porcentajes que se acerquen a lo que es la realidad”, sumando a ello que “tenemos que decir lo que está pasando; un saché de leche el año pasado salía 36 pesos y hoy está 60; estamos hablando de porcentajes que hoy están muy lejos de los números que comunica oficialmente cualquier estamento estatal, ya sean el Indec u otros”.

El 2018 acordaron más del 40%

En este sentido, Fanego planteó que “la devaluación del año pasado y la inflación han sido tremendas” y, consultada sobre cómo se desarrollará la negociación con el Ejecutivo Municipal, adelantó que “estos últimos años, por este proceso de inflación, hemos acordado siempre paritarias semestrales; los acuerdos son de ese plazo, en los últimos tres años ha sido de esa manera porque no nos quedaba otra; no se puede acordar en marzo una pauta salarial anual cuando no se sabe lo que sucederá en agosto o septiembre, es imposible realizar futurología, por ello los acuerdos se están realizando de manera semestral”.
Hasta la actualidad, “venimos medianamente bien, el año pasado se pudo cerrar en un 42,6 por ciento anual, más una recomposición en Asignaciones Familiares del 50 por ciento, algo importantísimo”

Una situación “mejor que en otros sectores”

Además, la titular del SEyOM valoró que “a ello hay que sumarle un proceso de recategorización en casi todas las áreas”, aunque aclaró que “algunas áreas mínimas han quedado para este año, tema que estamos tratando de concretarlo lo antes posible, y por lo menos nuestro sector ha podido, medianamente, mantener el salario para que no se devalúe tanto, en comparación con otros sectores que sabemos han sido más castigados”.
Fanego expuso que “sin ir más lejos, en Esquel están con medidas de fuerza porque no les están respetando los acuerdos que se firmaron en su momento, las cláusulas gatillo y demás; pero nosotros no somos muy afectos a eso, y entendemos que ningún índice es real y condice con la verdad y la realidad de las cosas”.

Negociar “con la realidad actual”

En este contexto, opinó que “por ahí preferimos fijar otro tipo de metodología para las paritarias, acordando semestralmente, algo que hasta ahora nos ha resultado ya que sabemos que, cada ese plazo de tiempo, nos podemos sentar a negociar con la realidad que nos está pasando, no llevarlo más lejos o empezar con cláusulas gatillo que después son del 1,5 o 2 por ciento; lejos de cualquier realidad”.

Municipalidad de Puerto Madryn