La Universidad UADE publicó un informe en el que analizó el costo argentino de la producción (ICAP), afirmando que el mismo manifestó una baja de 13,4 % en términos reales en noviembre del año pasado y una suba de 1,7% respecto del mes inmediatamente anterior. Según el informe de la casa de estudios mencionada, seis de los 12 componentes del ICAP mostraron un alza mensual en noviembre en términos reales, que no pudo ser compensada por la baja de los otros seis componentes restantes.
Puntualmente, registraron alzas la presión tributaria, el costo salarial, de la construcción, de los seguros, la logística y los bienes de capital. En tanto, la estabilización de los precios mayoristas en noviembre lograda a partir de la “pax” cambiaria no alcanzó para mantener la dinámica descendente del costo de la producción, que quebró así una racha de siete meses consecutivos en baja, según el informe de la UADE.
Con estos resultados, y hasta noviembre, el acumulado de 2018 (variación noviembre 2018 versus diciembre 2017) mostró una reducción del costo de producción de 13,6% en términos reales.
El ICAP se ubicó en torno a los 88 puntos en noviembre pasado, tomando como base 100 el inicio de la medición (enero de 2016), mientras que el acumulado de 2018, de diciembre del 2017 a octubre pasado, mostró una reducción del costo de producción de 13,6% en términos reales, impulsado en gran parte por la disminución del costo salarial.
Por último, el informe del Instituto de Economía de la UADE, que fue el encargado de elaborar el documento, precisó que “la baja real del costo de producción, generada a partir de la devaluación de la moneda durante 2018, permitió mejorar competitividad y contribuyó cerrar el 2018 con un déficit comercial 54% menor al del año 2017 y con un fuerte superávit en el último trimestre del año considerado aisladamente”.
En otro orden, en los últimos días los cuatro gremios del sector textil e indumentaria rechazaron la propuesta del Gobierno Nacional de impulsar una reforma laboral y reclamaron “medidas urgentes” para reactivar el empleo en el sector. En un comunicado firmado por la Asociación Obrera Textil (AOT), la Unión de Cortadores de la Vestimenta (UCIV) Empleados Textiles (SETIA) y el de Obreros de la Industria del Vestido (SOIVA) señalaron que la propuesta del Ejecutivo nacional “no mejora ni la producción ni la productividad”.
Desde la administración del presidente Mauricio Macri lo que se intenta es hacer firmar a los gremios una Propuesta de Acuerdo y Compromiso por la Producción y el Empleo, en la que propone flexibilizar el pago del aguinaldo, el otorgamiento de las vacaciones, crear un banco de horas, y eliminar el trabajo a domicilio.
El documento enviado al ministro de la producción, Dante Sica, quien impulsa la reforma, lo firmaron los dirigentes José Listo (AOT), Romildo Ranu (SOIVA), Heraldo Mage (cortadores) y José Minaberrygaray (SETIA).
Por su parte, los gremios reclamaron al Gobierno Nacional “medidas urgentes y concretas” tendientes a generar “mayor trabajo, producción, poder adquisitivo de los trabajadores y reactivación del sector textil y la indumentaria”.

Municipalidad de Trelew