Con el inicio de un nuevo año electoral, el Gobierno busca retomar la agenda política de cara a lo que será un 2019 marcado por la campaña presidencial. Por lo pronto, el presidente Mauricio Macri se colocará como mascarón de proa del primer corte de cinta del calendario.
En lo que será una pausa en sus vacaciones en Villa La Angostura, el mandatario encabezará este jueves en Bariloche un acto en el que se pondrá en marcha del empalme del Gasoducto Cordillerano.
Macri estará acompañado por el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, quien aún no definió la fecha de las elecciones en su provincia. Según informaron medios rionegrinos, ambos mantendrán una reunión privada tras el acto.
Por lo pronto, Macri se trasladará desde la localidad neuquina hasta la sede de la empresa Camuzzi en Bariloche para inaugurar una obra que incorporará a nuevos usuarios a la red de gas natural. El gasoducto permitirá el avance de varias obras empresariales turísticas que podrán contar con calefacción en sus emprendimientos, así como contribuir al desarrollo económico y ambiental.
La obra forma parte del Plan de Inversiones comprometido por la compañía para el quinquenio 2017-2022 en toda su zona de operación y tiene por objeto ampliar la capacidad del sistema de distribución en localidades de Neuquén.
Vale recordar que Macri se encuentra de vacaciones desde el 22 de diciembre en el Country Club Cumelén, a orillas del lago Nahuel Huapi. Por lo pronto, el Presidente volverá a instalarse en Buenos Aires la próxima semana para retomar sus actividades habituales.
El 16 de enero viajará a Brasilia para reunirse con el flamante presidente del vecino país, Jair Bolsonaro, quien asumió este lunes y recibió en representación de la Argentina al canciller Jorge Faurie.

Operan sobre gobernadores

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, mientras esconde su carta electoral, ensaya un acuerdo con los gobernadores: el plan de máxima es que se sumen a la unidad del panperonismo; de mínima, que sean “neutrales” en la pelea presidencial.
Eduardo “Wado” De Pedro, diputado nacional, jefe de La Cámpora y enlace preferido de los peronistas no K, y Alberto Fernández son los encargados de ablandar la relación con los jefes provinciales.
Algunos se resisten: Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey no quiere saber nada con amigarse o pactar con Cristina. El cordobés dice que gana aunque los K armen su propia lista; Urtubey explora un formato de colectora.
El caso entrerriano es emblemático. En 2015, el PJ ganó -ajustadamente, por unos 20 mil votos- a pesar de la ola amarilla; ahora Bordet agita el PJ Federal pero necesita del peronismo K sin el cuál puede perder frente a Cambiemos. Con matices, ocurre lo mismo en Tierra del Fuego, Chubut, Chaco, La Rioja y Tucumán.

Tormenta de verano

En el Instituto Patria creen que pasado el verano, el PJ Federal se desinflará y los gobernadores buscarán un acuerdo. “Están ahí porque el Gobierno los presiona con los fondos, pero salen de las reuniones y nos llaman” dice un operador K.
En los últimos días, Bordet, la fueguina Rosana Bertone, Juan Manzur (Tucumán) y el santiagueño Gerardo Zamora hablaron de unidad sin exclusiones. En el planeta K interpretan que esos gobernadores no quieren “vetar” a Cristina.
La carta brava de la ex presidenta es impulsar o desactivar listas en las provincias para ayudar o perjudicar a los gobernadores que buscan su reelección.

Otra jugada fuerte

La posibilidad de que María Eugenia Vidal desdoble la elección provincial desconcertó al kirchnerismo y obliga a sus máximos dirigentes a pensar en cómo reaccionar ante esa jugada. En ese marco, en los últimos días la ex Presidenta recibió una propuesta: ser candidata a gobernadora, para luego lanzarse a la carrera nacional.
El tema se charló de modo informal en una cumbre en el Instituto Patria. Cristina Kirchner escuchó -junto a su hijo Máximo- la propuesta que le llevó un importante intendente de la Provincia.
La ex Presidenta no emitió opinión sobre el tema, aunque Máximo se mostró más interesado. Es que en el kirchnerismo saben que si Vidal desdobla les puede arruinar la elección y la primera reacción fue pensar en una campaña apuntada contra la gobernadora, aunque saben que es una jugada arriesgada.
Por eso comenzó a circular en la interna la idea de que Cristina vaya a la Provincia, donde está su núcleo duro de votantes y donde podría vencer a Vidal. La estrategia, que es desprolija desde lo institucional, ya fue analizada en términos legales y le permitiría a Cristina después competir en la elección nacional, aún sin renunciar a su cargo en caso de ganar.
En ese escenario cobra mucha importancia quién acompañaría a la ex Presidenta en la fórmula bonaerense. en el PJ circulan tres nombres: el matancero Fernando Espinoza, el lomense Martín Insaurralde y el ex ministro Axel Kicillof.
La política electoral de 2019 quedó supeditada a cuál será la decisión de Vidal, que se conocerá recién a fines de febrero y ordenará todo el panorama. Sin embargo, en Unidad Ciudadana comenzaron a idear esta propuesta como un contragolpe muy fuerte a la gobernadora, sabiendo que si le ganan dejaría con una herida de muerte a Cambiemos antes de enfrentar la elección nacional.

Cambiemos es el límite

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, dejó en claro que “conformar un Frente con Cambiemos es imposible, tenemos políticas muy diferentes”, y destacó que “tenemos Intendentes de Cambiemos que se han sumado al Frente, porque manifestaban que hasta los obligaban a hablar mal del Gobernador, y todo este tipo de políticas no tienen lugar con nuestras aspiraciones”.
Al mismo tiempo, Arcioni confirmó que para el mes de febrero “tendremos los candidatos definidos para cada localidad del Frente político” que contendrá a diferentes actores, entre los que aparecen el propio mandatario provincial, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre y su par de Trelew, Adrián Maderna, entre otros.
“Tuvimos un año muy conflictivo, hemos tenido varios obstáculos, pero finalizamos el año con acompañamiento de Intendentes de distintas fuerzas políticas, inclusive de Cambiemos y del Frente Para la Victoria. El Frente se fue conformando y hoy lo estamos terminando de definir y destaco que cada comprimo asumido lo hemos cumplido”, ratificó el Gobernador Arcioni.
En este contexto, el mandatario provincial anunció que “el próximo mes tendremos los candidatos definidos para cada localidad. Debemos ser respetuosos de la decisión en conjunto del Frente, algunos ya están manifestando su intención, otros tienen intenciones de reelección y lo que nosotros aspiramos es tener el mayor Frente posible, con los mejores hombres”.
“Hoy tiene que haber una renovación de dirigentes, y la prioridad como lo ha manifestado Sastre, quien tenía intenciones de ser candidato a Gobernador y dio un paso al costado, es priorizar la solicitud del Frente Electoral”, finalizó el mandatario provincial.
Arrancó enero y la carrera electoral toma impulso. El 16 de febrero será uno de los días claves para los comicios provinciales, ya que ese día finalizará el plazo para la presentación de listas de precandidatos ante las juntas electorales partidarias. Y se comenzarán a ver las cartas de cada uno de los jugadores.