Por Trivia Demir

La semana comienza con las expectativas por la visita del Presidente Mauricio Macri al sur del sur patagónico, y el escenario electoral inmediato. En ese marco, dicen que el adelantamiento complica al oficialismo, pero también separa el efecto opositor sobre las generales nacionales no desdobladas. Así lo tratan de razonar los más optimistas, aunque otros afirman que el macrismo se prepara para una posible “cadena de derrotas” electorales en la primera mitad del año. Neuquén, Río Negro y Chubut. Pero también Córdoba, Santa Fe y Tucumán, sin olvidar San Juan, Entre Ríos y La Pampa. En la Casa Rosada-y en especial en el bunker oficialista de Balcarce al 400-se repasa una y otra vez el calendario electoral para la primera mitad de 2019. Y un frío desagradable recorre las espaldas de los principales encargados de la campaña: está vinculada a la posibilidad cierta de una “cadena de derrotas” en la mayoría de esos nueve distritos (todos gobernados por la oposición), que elegirán gobernador y legisladores provinciales antes de que termine el primer semestre del decisivo año electoral que se avecina.
En principio, cerca del Presidente reconocen que el escenario no es, en general, favorable a los propios. Pero sostienen que nada de lo que pase influirá en las decisivas PASO de agosto y, sobre todo, en las presidenciales de octubre, en las que Mauricio Macri irá por su reelección. “Ninguna elección genera una ola nacional ni influye. En 2015 perdimos casi todas las elecciones anteriores a agosto, y este año al menos vamos a retener las que ya tenemos”, reflexionan muy cerca del Presidente.
“Lo que sí vamos a hacer es acompañar a los candidatos de Cambiemos para que hagan la mejor elección posible”, continúan cerca del despacho presidencial. Y niegan que se esté preparando una serie de medidas para mejorar las chances electorales de sus candidatos en territorios hostiles en los que gobiernan peronistas, socialistas o partidos provinciales. “Pasamos un buen fin de año y esperamos pasar un buen verano. Nuestras expectativas son modestas”, ironizan en la Casa Rosada.
Desde el radicalismo, de dónde proviene la amplia mayoría de los candidatos en esas nueve provincias, coinciden en que la jugada de adelantamiento de los gobernadores los perjudicó. “La recuperación económica se va a ver recién a mitad de año, van a ir a votar en medio de la recesión y eso es muy difícil para nosotros”, reconoció un joven e importante dirigente radical.

Macri visita hoy Tierra del Fuego y Santa Cruz

Hoy a la mañana el Presidente desarrollará actividades en Ushuaia y luego se trasladará a El Calafate para recorrer la construcción de las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa. A última hora del día llegará a Puerto Madryn, donde mañana martes encabezará una reunión del Consejo Nacional de Pesca. Luego de su estadía en la Patagonia viajará a Brasilia donde el miércoles se reunirá con el presidente brasileño Jair Bolsonaro.
Las visitas a Santa Cruz y Tierra del Fuego serán las primeras que haga Macri a estas provincias desde que asumió como presidente, el 10 de diciembre de 2015. Según informaron a Télam portavoces del Gobierno, Macri llegaba en avión durante las últimas horas de ayer a la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego, junto a su esposa, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia, con quienes pasará la noche antes de dar inicio a su cargada agenda.
El lunes, la actividad de presidente arrancará a las 9, con la visita al predio industrial del Grupo Newsan, empresa líder en la fabricación de electrodomésticos, con cuyos directivos tendrá una reunión antes de dirigirse a la Planta de Tratamiento de Residuos Cloacales “Arroyo Grande” en la misma ciudad, que se construyen con fondos del Estado nacional.
Allí, cerca de las 10, será recibido por el vicegobernador Juan Carlos Arcando; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bericiartúa, con quienes recorrerá la planta de saneamiento que, una vez concluida, permitirá a Tierra del Fuego ser la primera provincia que tenga al 100% de cobertura de cloacas, agua potable y tratamiento de afluentes. Se espera que, luego de una recorrida por la obra, Macri dirija unas palabras a los medios, para hacer anuncios.
A continuación el presidente irá hasta la Base Naval de Ushuaia, donde será recibido por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, el jefe de la Armada, almirante Luis Villán, y otras autoridades civiles y militares; y mantendrá una videoconferencia con los integrantes de la dotación Orcadas (la base antártica más antigua del país) y con la dotación del rompehielos “Almirante Irízar”, que está cumpliendo su campaña antártica anual.
Poco antes del mediodía se trasladará al Aeropuerto Internacional “Malvinas Argentinas”, desde donde partirá rumbo a El Calafate, en Santa Cruz, donde lo recibirán el vicegobernador, Pablo González, y el intendente Javier Belloni, según confirmaron a Télam fuentes provinciales.
Desde allí viajará a las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa, a unos 150 kilómetros de El Calafate sobre el curso del río Santa Cruz, donde hará un recorrido por las obras junto a la gobernadora Alicia Kirchner.

El atardecer en Puerto Madryn

La agenda del mandatario concluirá con un segundo viaje en avión en el día, cerca de las 16, hasta la ciudad de Puerto Madryn en Chubut, donde pasará la noche para el martes comenzar la jornada bien temprano, con una agenda que incluirá la participación de un encuentro partidario de Cambiemos, y otras dos reuniones, con la mesa de la pesca y del turismo.
Aunque no está oficializado, se espera que Macri viaje desde Madryn directo a Brasilia, sin escalas en Buenos Aires, junto a los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Patricia Bullrich (Seguridad), Dante Sica (Producción), Oscar Aguad (Defensa) y Jorge Faurie (Relaciones Internacionales) y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, que lo secundarán en su encuentro con Jair Bolsonaro.
Entre tanto, nada hay confirmado a un día de su visita que el Presidente Mauricio Macri considere una reunión con el Gobernador Mariano Arcioni que proclamó hace más de un año su simpatía por la candidatura presidencial de Sergio Massa. Además, Macri seguramente se cuidará de no inmiscuirse de manera directa en polémicas de gestión, que es lo que pretendería el oficialismo provincial, que viene con un comienzo de año bastante complicado. Desde Chubut le reclaman a Nación los ajustes sobre subsidios, los aumentos de tarifas desmedidos y los sogazos a algunos sectores productivos, mientras que de nación le reprochan a Arcioni que más allá de los anuncios no realizó ninguna readecuación en la estructura del Estado como para cumplir las metas fiscales firmadas y que tampoco muestra un plan de gobierno `acompañable´ y creíble en el tiempo.

Pocos amigos

De hecho, Arcioni promueve su reelección atado a la vieja estructura dasnevista, la misma que está siendo juzgada en el marco de causas por corrupción que este año darán seguramente que hablar, de acuerdo a como enfilen las diferentes investigaciones y los procesos judiciales en marcha. Por ahora los únicos que pasaron las Fiestas entre rejas terminaron siendo dos: los ex secretarios de la Gobernación, Diego Correa y Diego Luther. Calmado el ruido de las causas y cuando parecía que el escribano salía bien parado de ese `despegue´, quedándose además con la estructura chica del ChuSoTo, un imponderable le saltó al encuentro y le plantó una crisis sanitaria por hantavirus que terminó complicando la temporada turística y dándole tema a la oposición para el debate. Los 26 casos de personas contagiadas, de las cuales 9 fallecieron principalmente en la Comarca cordillerana dicen que exponen fallas en el sector de prevención en Salud provincial, ya que desde hacía 23 años no se afrontaba una alarma sanitaria de este tipo. Ante ello, el propio Gobernador intentó este fin de semana acercar tranquilidad a la población y visitantes haciéndose presente en Epuyén, el epicentro de la emergencia.
A paralelo, en el marco del protagonismo del hantavirus, el gobierno y parte de la oposición como el caso del justicialismo se pelean mediáticamente por quien puede llegar en mejor posición a las elecciones de abril. Ahora con el retroceso de implementar la Ley de Lemas, aquella arma electoral que para muchos le puede “abrir la puerta al fraude”. Aunque buena parte de los entendidos afirman que es casi imposible que prospere, ya que requeriría la aprobación por mayoría especial en el legislativo, y no habría forma de juntar veintiún voluntades.
Además, afirman que sería una verdadera burla al voto popular. Es para considerar que la Ley de Lemas se implementó en Chubut en 1991 y fue una posibilidad de llegar al Gobierno para la Unión Cívica Radical cuando nadie lo esperaba. Carlos Maestro en esa oportunidad derrotó al justicialista, Osvaldo Sala, con importante ayuda de la tracción de Marcelo Guinle. Para todos, el tema electoral de alguna manera “tapa” el problema de la emergencia sanitaria, la incertidumbre productiva y laboral que crece y con ella la crisis social y económica que atraviesa de punta a punta a la provincia. No olvidar que a través del decreto N°06/19, el Gobernador prorrogó la Emergencia Económica en Chubut desde el 9 de enero de 2019 hasta el 8 de enero de 2020 con el fundamento principal de “…peligro colectivo”. Con esto dispone de recursos especiales, redirecciona presupuesto y sigue peloteando deuda con proveedores, aunque por supuesto dejó exceptuados de la emergencia económica a la planta política y al Banco del Chubut. El pago de los salarios de diciembre el 10 de enero, fue otro síntoma de que la caja hace ruido. Mientras, oficialmente ya reconocieron que en estos primeros días de 2019, Nación ya le descontó más de mil millones de pesos, un mensaje claro de que no habrá más concesiones. Habrá que ver…

Fuentes: AFP, LN, NA, NOVA, propias