Desde el Ministerio Público Fiscal adelantaron que investigarán el caso de una nena de 12 años que tuvo a una beba en el Hospital Regional este miércoles, tras un presunto abuso intrafamiliar. Al respecto, aseguraron que durante la feria de enero “fueron varias las situaciones de abuso sexual”, lo que dio lugar a la “apertura de legajos de investigación “.
En este marco, la Fiscal Camila Banfi evalúa la realización de presentaciones ante los organismos públicos que tomaron intervención en los hechos para alertarles sobre posibles incumplimientos a las respectivas normas de protección de las víctimas.
En el caso ya intervino el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) y se llevaron a cabo las medidas de rigor, mientras que “el trámite principal se llevará en el fuero de Familia”.

Niña madre

La menor de 12 años tuvo a su beba por cesárea en el Hospital Regional de Comodoro este miércoles pasado. Según fuentes no oficiales, el padre de la recién nacida sería un miembro de la familia de la nena, por lo que investigan un presunto abuso intrafamiliar.
La menor se enteró del embarazo hace una semana atrás y según ella misma les habría contado a los médicos, el padre sería un miembro de su propia familia.

Sin contención

Según resaltó la fiscal Banfi, “durante la feria de enero fueron varias las situaciones de abuso sexual que dieron lugar a la apertura de legajos de investigación. Si bien no siempre las víctimas son menores de edad, todas ellas tienen en común la alta vulnerabilidad, agravada por la situación abusiva primero y luego por la trascendencia pública, en muchos casos sin los recaudos legalmente exigibles en cuanto a la preservación de datos que permitan establecer la identidad de la víctima o que violan el derecho a la privacidad”.
La situación “preocupó a la Fiscalía, cuyo deber, además de llevar a cabo la investigación, es el de velar por la protección de las víctimas“.
La Fiscal Camila Banfi, provisoriamente a cargo de la Jefatura, evalúa la realización de presentaciones ante los organismos públicos que tomaron intervención para alertarles sobre posibles incumplimientos a las respectivas normas de protección.

Recomendaciones de Fiscalía

En estas circunstancias, desde el Ministerio Público fiscal aconsejaron que lo primero que debe hacer una víctima de abuso sexual es acudir al centro de salud pública más próximo. Los distintos centros de salud de la provincia cuentan con un dispositivo médico legal para dar inmediata atención a las personas que se presentan luego de haber sido víctimas de un abuso sexual con acceso carnal, destacó la Fiscalía de Comodoro.
El dispositivo se implementó mediante un convenio entre el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio de Salud. Su correcta y oportuna implementación garantiza derechos básicos de la víctima vinculados a su salud sexual y reproductiva y la eficiente obtención de material biológico fundamental para lograr la sanción penal del autor.
Los abusadores buscan la impunidad amedrentando a sus víctimas para que no denuncien, para que guarden el secreto. Ese silencio se sostiene por temor y a costa del sufrimiento, la confusión y la desazón de la víctima. Muchos casos son denunciados recién a partir de la evidencia de un embarazo. Otros son denunciados mucho tiempo después, e incluso algunos nunca llegan al conocimiento de la justicia, alertó el Ministerio Público Fiscal.

El rol del dispositivo

El Dispositivo de AS responde a un protoloco de aplicación obligatoria por el sistema de salud. Contempla los tratamientos preventivos para reducir riesgos específicos asociados a las violaciones, principalmente el de embarazos no deseados y la transmisión de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). A esto se suma la capacidad del sistema de salud para realizar abortos no punibles en embarazos producto de violaciones.
Su implementación activa el abordaje interdisciplinario e integral, fundamental en estas situaciones.
Una de las principales virtudes del protocolo es que amplía la llegada efectiva a la comunidad, incluso en las poblaciones apartadas, por su estructura descentralizada y en red, destacó el MPF.

La prueba

Al respecto de la prueba, desde Fiscalía reconocieron que es muy difícil de obtener. Suelen jugar muchos intereses, fundamentalmente en el abuso sexual intrafamiliar. “La experiencia indica que los miembros de la familia suelen tomar partido por alguno de los involucrados”, detalló la Fiscalía, “incluso la madre de la víctima no siempre acompaña el proceso”.
Sin lugar a dudas, la prueba más clara es el ADN que puede obtenerse mediante la aplicación del Dispositivo de Abuso Sexual disponible en todos los hospitales de la provincia, así como la prevención del embarazo y de enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, esto sólo es posible cuando la denuncia es inmediata a la producción del abuso o bien cuando a raíz del abuso se produjo un embarazo.
Estos hechos suelen ocurrir entre cuatro paredes. Los indicios cobran fuerza en relación al relato de la víctima; son datos que parecen no tener significación propia, que no aportan la evidencia de un testigo directo, pero que permiten corroborar circunstancias, conductas, costumbres alteradas, cambios en la personalidad y/o en el rendimiento escolar.
El abusador suele ser el referente de la víctima en distintos ámbitos, se muestra como el adulto que se ocupa de sus cosas y de este modo se asegura el control del secreto. El abusador detecta el estado de vulnerabilidad y de este modo elige a su víctima.

El relato

En todos los casos la investigación se activa por la denuncia. La declaración de la víctima es central para la investigación. El relato se realiza en cámara Gesell, procurando que la víctima declare por única vez en ese momento. Algunas veces se puede hacer rápido, pero en muchas otras no. La víctima debe estar preparada anímicamente para pasar por esa instancia y son los profesionales del SAVD quienes sugieren el momento más oportuno para hacerlo.
La psicóloga forense toma la declaración y realiza la pericia psicológica. Esta pericia evalúa si el relato es creíble, si detecta o no una tendencia a la fabulación, si se advierte algún interés, si se evidencia un relato armado, entre otros aspectos. Esta pericia valida el relato de la víctima.