Hace algunos años no existían certezas sobre el alcance de la actividad pesquera a nivel mundial, ni tampoco había conocimiento sobre si todos los océanos estaban explotados por completos, ni cuantas embarcaciones pescaban cerca de la costa y cuando se adentraban mar adentro. Igualmente, todas estas dudas e inquietudes se han resueltos gracias a un nuevo estudio que publicó la revista Science, que monitoreó por satélite a más de 70 mil buques de la flota pesquera mundial.
Ahora se sabe que la actividad pesquera cubre al menos el 55 por ciento de los océanos del mundo, cuatro veces el área cubierta por la agricultura. De hecho, los 70.000 buques de la flota pesquera mundial estudiada viajaron 460 millones de kilómetros en 2016, lo que equivale a viajar a la luna y volver 600 veces.
Para recopilar, interpretar y esclarecer todos los datos recopilados, científicos de la UC Santa Barbara se asociaron con colegas de Global Fishing Watch, el proyecto Pristine Sea de la National Geographic Society, la Universidad Dalhousie, SkyTruth, Google y la Universidad de Stanford para esclarecer el alcance de la pesca mundial, sus movimientos y actividad por días y por horas.

Metodología del estudio

Cabe aclarar al respecto que desde 2005 la Organización Marítima Internacional obliga a los barcos de más de 300 toneladas de registro bruto y a todos los de pasajeros a llevar instalado el sistema de identificación automática (AIS, por sus siglas en inglés). Cada ciertos segundos un barco con AIS emite un mensaje con su identidad, posición, velocidad y rumbo, entre otros. Diseñado para evitar colisiones con los barcos de alrededor, los datos AIS, que son de acceso público, se han convertido en una herramienta poderosa para los gestores de la navegación o el sector pesquero y también para los científicos.
El estudio, que se inició en 2012, ha recopilado 22.000 millones de AIS. Tal cantidad de información ha requerido la aplicación de inteligencia artificial para determinar el tipo de embarcación, la potencia de los motores de estos buques, qué tipo de pesca realizaban, y cuándo y dónde pescaban hasta la hora y kilómetro.
“Este conjunto de datos proporciona una resolución de tan alto nivel sobre la actividad pesquera que incluso podemos ver patrones culturales, como cuando los pescadores en diferentes regiones se toman un descanso”, explica el coautor Juan Mayorga, científico del proyecto en Sustainable Fisheries Group en Bren. Por ejemplo, en la flota pesquera china, la más grande del mundo, durante el año nuevo chino, la actividad pesquera se reduce a niveles comparables a los que se aplican durante las prohibiciones estacionales impuestas por el gobierno.

Datos por zonas

Se observaron más de 40 millones de horas de actividad pesquera en 2016, y aunque la mayoría de las naciones parecían pescar predominantemente dentro de sus propias zonas costeras, China, España, Taiwán, Japón y Corea del Sur son los países que se adentran más en alta mar. De hecho, estos cinco países, con China a la cabeza seguida de lejos por los otros cuatro, representan el 85 por ciento de la pesca mundial en alta mar.
El equipo de investigación también descubrió que las épocas y lugares donde se produce la pesca están más vinculados a la política y la cultura que a los ciclos naturales, como las migraciones de peces y la producción de alimentos marinos.

Datos para una mejor gestión

El mapa interactivo, que está disponible gratuitamente para el público, muestra una visión casi en tiempo real de los patrones de pesca de embarcaciones y flotas individuales.
El estudio no sólo abre una puerta de acceso para una mejor gestión oceánica, sino que también confirma que la actividad pesquera está claramente limitada según los diferentes regímenes de gestión, lo que indica el papel que puede desempeñar una política bien ejecutada para frenar la sobreexplotación.

Gobierno de Chubut