El último jueves decidió subirse a un jet privado para atravesar los casi 4 mil kilómetros de distancia entre Francia y Brasil con la única intención de disfrutar el fin de año con los suyos. Neymar llegó, gozó de las altas temperaturas y cerró el 2018 en una exclusiva fiesta.

El atacante de 26 años se sumó a la celebración en la espectacular playa de Barra Grande de la Península de Maraú (Bahía). Si bien la entrada costaba alrededor de 500 dólares, el del PSG fue invitado de honor de la noche.

El evento tuvo diversos sets musicales a cargo de los DJ Dennis, Guga Guizelini y el trío “Odds”. Aunque las miradas se las llevó las fotos que compartió Neymar en sus redes con 26 mujeres y el futbolista del Barcelona Arthur Melo, además del surfer Gabriel Medina.

La realidad es que también formaron parte del evento el mediocampista del San Pablo Paulo Nenê y varios integrantes del círculo íntimos de amigos del líder futbolístico de la selección brasileña