El diputado provincial de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, realizó polémicas declaraciones al señalar que “Arcioni y Sastre deberían pedirle disculpas a los chubutenses por no haber hecho nada para combatir la droga”. Las reacciones políticas no tardaron en llegar desde el oficialismo y acusan a los opositores de utilizar el sensible tema del narcotráfico con fines electoralistas.
El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre se mostró “decepcionado con los dichos del Diputado” a quien tildó de “oportunista” y solicitó “que vaya a denunciar a la Justicia”
“Cuesta a veces encontrar los nombres más apropiados para poder calificar algunas actitudes frente a problemas que deberían tener a todos tirando para el mismo lado, no advirtiendo que profundizar la grieta es contribuir a la decadencia”, dijo el Intendente de Madryn.
Está claro que el problema de la droga y los casos de dominio público exige “que todos estemos a la altura del desafío. No podemos atinar a solo confrontar, ver en la grieta el principal sostén de una propuesta o pretender tapar con dicha grieta la incapacidad de un gobierno para el abordaje del problema”.

Narcomenudeo

“Las expectativas y las polémicas despertadas en torno al narcomenudeo y distribución de drogas en la provincia de Chubut, y los recientes crímenes asociados a redes de distribución interna, incumben a la competencia de Jurisdicciones diferentes que deben ser capaces de complementar informaciones obtenidas desde distintas fuentes, pero jamás implican al Municipio y a sus políticas públicas” explica Sastre.
Las discusiones sobre competencia son una de las formas en que los sistemas Judiciales y de Seguridad más grandes permiten la ocultación de los hechos que pudieran llevarnos no sólo a la aclaración, sino la prevención de cierto tipo de delitos.
“Es poca y opaca la información supuestamente sistematizada exhibida por el Gobierno Nacional, particularmente por el Ministerio de Seguridad de la Nación” indica el Intendente.

Estructura federal

“El volumen que los vecinos de Madryn aprecian a simple vista en la circulación de drogas en esta ciudad es desproporcionado con los decomisos e intercepciones de distribuidores ocasionales. Si la introducción y circulación es tanto mayor, y si las autoridades competentes (que en todos los casos corresponden al Gobierno Federal) no lograr interceptarla, es porque las estructuras comprometidas son más organizadas y profesionales que las que se reconocen” dice Sastre.
En otro orden, el Intendente admite que “no se aprecia que las áreas del puerto y los circuitos de acceso a Madryn (reducidos y que dan ingreso a una ciudad relativamente pequeña) estén sujetos a un análisis de inteligencia criminal. Tampoco puede pretenderse analizar y perseguir algunas conductas de tráfico y distribución de drogas, como totalmente aisladas de una ecología necesaria de ‘negocios’, en los que la estructura Federal ha sido aún más ineficiente que en lo relativo a las drogas”

“Un irresponsable”

Para el Intendente Sastre, el Diputado Pagliaroni “es un hombre que responde al gobierno de Macri, entonces sería bueno que sus esfuerzos estén orientados a lograr que las autoridades competentes en el tratamiento de esta cuestión dediquen el tiempo, el esfuerzo y los recursos que el caso merece”.
Y recuerda que “también pertenece a su espacio político la Diputada Carrió, que cuando le preguntaron sobre el tema y el rol de la Ministro de Seguridad mencionó ‘sectores de Gendarmería y Prefectura’ que ‘están engañando’ a Bullrich porque ‘el negocio sigue’. Pagliaroni debería saber que ni Gendarmería, ni ninguna Fuerza de Seguridad depende de este Municipio y él debe tener más acceso a los funcionarios responsables del trabajo contra este flagelo a nivel nacional. Sería bueno que les lleve nuestra preocupación”.
Cuando el irresponsable de Pagliarioni “les lleve nuestra preocupación, que también les diga lo que hemos hecho desde la Municipalidad, que ha tenido decenas de programas para jóvenes, con el fin de quitar clientelismo a este flagelo. Nuestras políticas fueron premiadas y distinguidas a nivel nacional en varios puntos del país, y de hecho yo en persona y otros funcionarios del Municipio hemos disertado en encuentros referentes al tema de las políticas públicas implementadas en Madryn, mientras Pagliaroni ocupa una banca en la Legislatura”.
Para cerrar, pidió “que Pagliaroni denuncie en la Justicia. A quién se le ocurre hacer una denuncia a través de un diario. Esperemos que si él no se presenta, el menos la Justicia actúe de oficio y lo llame. Se ve que tiene mucha información al respecto, que la brinde a todos y deje de ser cómplice de estos negocios”.

Rechazo del PJ y el Chusoto

Por su parte, Pagliaroni recordó además que en el año 2016 desde el bloque de diputados provinciales de Cambiemos se presentó un proyecto “para adherir a la ley nacional que le daba facultades a la Justicia provincial para actuar en los casos de narcomenudeo, que son los primeros eslabones de la cadena de la droga”, explicó. Sin embargo “ningún otro bloque lo quiso acompañar, incluidos el PJ y el ChuSoTo, aunque nosotros veíamos que era un problema y que evidentemente era necesario atacarlo”, indicó.
“Lo pusieron bajo la alfombra y esperaron a que hubiera hechos trágicos como los del mes pasado para salir a hablar del tema, pero la realidad es que nunca hicieron nada”, manifestó el legislador.
Agregó que precisamente “en Madryn hemos llegado al colmo: un dirigente radical comentó hace pocos meses que, en algunos barrios, los vecinos le plantearon el problema de la droga, y el intendente Sastre, en lugar de hacerse cargo del problema, denunció a ese dirigente”.
“Mucho antes, hace unos años, se encontraron ‘de casualidad’ con un cargamento de drogas con destino al exterior y muy poco se avanzó para desbaratar la conexión local de esa red”, prosiguió.
Recordó además que “el Gobierno de Das Neves-Arcioni propició una cumbre antidrogas en 2016, pero no se hizo nada. Lo único que hicieron fue poner a un funcionario mediocre a cargo del área que pasó sin pena ni gloria. Se fue ese funcionario y nos enteramos por los diarios”.

El proyecto

El proyecto de ley presentado por el bloque de Cambiemos llevó el número 42/16 y buscaba “asumir la competencia jurisdiccional local en materia de investigación, persecución penal y juzgamiento de las conductas tipificadas en diversas disposiciones de la Ley de Estupefacientes (Ley 23.737) y del Código Penal, hasta hoy reservadas al Poder Judicial de la Nación”.
En la norma se dejaba en claro que “si bien los delitos vinculados al narcotráfico y comercialización de drogas prohibidas compete al ámbito federal en razón de su complejidad y carácter eminentemente interjurisdiccional, el artículo 34 de la Ley 23.737 habilita que dichas provincias que decidan adherir a la norma, puedan asumir la competencia local en la investigación, persecución y juzgamiento de conductas tales como comerciar, entregar, suministrar o facilitar estupefacientes fraccionados en dosis destinadas directamente al consumidor”, entre otras similares vinculadas al llamado narcomenudeo, práctica vinculada, según la investigación judicial, a la muerte de tres jóvenes, dos de ellos asesinados, el mes pasado en Puerto Madryn.

Gobierno de Chubut