El kirchnerismo arrancó en los últimos días un operativo para convencer a Sergio Massa de sumarse al «frente patriótico» que construyen para pelearle la elección nacional a Mauricio Macri.
Los diputados Agustín Rossi y Felipe Solá, junto al sindicalista Pablo Moyano fueron algunos de los dirigentes que enviaron un mensaje claro el Frente Renovador: le piden que vaya a una PASO en su espacio y no con los otros referentes del peronismo federal. En rigor, el pedido de Rossi fue incluso más amplio y apuntó también a la posibilidad de que Juan Manuel Urtubey integre el espacio ampliado.