La UCR de la Rioja irá a la Corte Suprema para resolver una disputa provincial. La semana que viene sus juristas riojanos pedirán suspender la consulta popular del 27 de enero convocada por Sergio Casas para definir si puede ser reelecto como gobernador. Como no confían en los jueces locales, los radicales preparan su planteo ante el máximo tribunal, que hace 15 días le dio un golpe duro al partido y rechazó un pedido del senador Eduardo Costa para eliminar la ley de lemas en Santa Cruz, el sistema electoral que permitió la hegemonía de los Kirchner.