Mientras Gustavo Alfaro y ensayó ayer con el primer once de su ciclo, Boca sigue teniendo un espacio muy importante en este mercado de pases de verano. Y en este ítem por estas horas se proyectan definiciones en varios puntos que involucran a futbolistas del actual plantel. Dentro de este contexto, la venta del defensor juvenil Leonardo Balerdi, hoy dentro del Sub 20 que se prepara para afrontar el Sudamericano de Chile, parece ser lo más avanzado ya que Borussia Dortmund se decidió a desembolsar doce millones de dólares para adueñarse de su ficha. A esta cifra hay que sumarle otros tres millones que se podrían sumar por la modalidad de “objetivos”. Lo cierto es que el flamante técnico de Boca paró ayer un equipo en algún momento de la práctica matutina, la primera abierta para la prensa, que se desarrolló en Los Cardales. Y como aseguró a la hora de puntualizar (ver página 2) la contención táctica para recuperar la mejor versión de Carlos Tevez, el esquema que mandó a escena fue un 4-2-3-1. En ese dibujo, el Apache se paró detrás de Darío Benedetto. En el arco estuvo Esteban Andrada, en la línea de cuatro estuvieron Julio Buffarini (pica por encima de Leonardo Jara), Carlos Izquierdoz, Alonso y Emmanuel Mas (tanto Lucas Olaza como Frank Fabra tendrán que pelear el puesto desde atrás); el doble cinco lo integraron Nahitan Nández y Wilmar Barrios y los extremos fueron Cristian Pavón y Emanuel Reynoso. Justamente la presencia de “Bebelo” fue la novedad más sorpresiva aunque el propio entrenador ya le había pedido a la dirigencia que no se desprendan del cordobés ex Talleres ya que con su conducción iba a tener mucho rodaje y participación.
Nombres propios Con la venta del juvenil Leonardo Balerdi casi cerrada, a la dirigencia no le quedó otra opción que aceptar, el centro de las novedades del mercado estarán enfocadas en otras figuras, todos titulares en la traumática llave final de Libertadores. Por un lado está Nahitan Nández. El uruguayo quiere irse al fútbol italiano, por más que Cagliari no sea considerado una potencia de primera línea, y ya se lo comunicó tanto al presidente Daniel Angelici como al manager Nicolás Burdisso. Además los dirigentes del club italiano están dispuestos a acercarse a la cifra que marca la claúsula de salida, llegando a 21 millones de dólares por el 70 por ciento del pase. Restaría acordar la forma de pago. Por otra parte Everton estaría decidido a seguir avanzando para llevarse a Wilmar Barrios negociación que la dirigencia tampoco podría frenar ya que hay una claúsula fijada de antemano. Claro que para cubrir ese lugar surgió hace unos días el nombre de su compatriota, Jorman Campuzano. Y ayer se sumó otro. Se trata del paraguayo Richard Sánchez, jugador de Olimpia de 22 años. Aunque el club de Asunción solamente se desprendería de él a cambio de 6,5 millones de dólares. Por último ayer no se presentó Pablo Pérez (el otro que faltó aunque no permiso fue Sebastián Villa). El mediocampista siente que su continuidad en el club no sería en un ámbito cómodo y por eso su representante maneja, con el aval del futbolista, una oferta de Santos.