SANTA CRUZ – El rescate del cuerpo de un andinista que pereció al 30 de diciembre al precipitarse al vacío cuando ascendía el Cerro Solo, ubicado en proximidades de El Chaltén, no fue autorizado por el juez de instrucción penal de El Calafate, Carlos Narvarte, debido a la peligrosidad que ello representa para los equipos de búsqueda.

La víctima fue identificada como Ignacio Mejean, de 29 años y oriundo de Buenos Aires, quien cayó de unos 30 metros de altura, lo que le causó la muerte inmediata.

El Cerro Solo está ubicado a unos 16 kilómetros de El Chaltén, tiene 2.120 metros de altura, forma parte de una serie de imponentes macizos graníticos y se erige en cercanías de otro de mayor renombre, el Cerro Torre.

El portal digital Ahora Calafate hizo saber que fue un compañero de escalada el que alertó del trágico accidente a las autoridades de la Administración de Parques Nacionales.

Más tarde se contactó con la Sección El Chaltén de Gendarmería Nacional donde explicó que era la primera vez que Mejean encaraba un ascenso de esas características.

Como ocurre cada vez que se produce un accidente de montaña, se activa un protocolo de rescate entre varios organismos que disponen de personal experimentado en este tipo de emergencias.

Sin embargo, pudo saberse que el sitio donde cayó el andinista no solo es de difícil acceso, sino que también se registran constantes desprendimiento de rocas.

Por ello, el magistrado que interviene en la causa no autorizó esa misión