La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE), que distribuye electricidad a casi 3.000.000 de personas en todo el país, está negociando con el gobierno nacional el precio de las tarifas eléctricas mayoristas, que al fin de cuentas tiene impacto directo en las facturas finales. Desde la entidad manifestaron su preocupación ante el nuevo aumento de 55% en la electricidad anunciado por el gobierno a fin de diciembre. Los cañones apuntaron a la Secretaría de Energía, a cargo de Gustavo Lopetegui.
En una conferencia de prensa realizada el viernes, FACE manifestó su apoyo a la cooperativa de Neuquén, que hizo público su postura de no asumir el precio mayorista de la electricidad en la provincia. Al mismo tiempo, expresó que están en diálogo con el gobierno nacional respecto al último aumento. Si bien no manifestaron hasta el momento ninguna acción pública o medida judicial, señalaron que la situación de las cooperativas a nivel nacional y, por consiguiente, de los usuarios, es preocupante porque “hay cada vez más usuarios que no pueden afrontar las facturas”.
El caso testigo que podría desprender una rebelión en todo el país de las cooperativas eléctricas fue la provincia de Neuquén. La Cooperativa de Agua, Luz y Fuerza (CALF), que alcanza a 94.000 usuarios, dio a conocer la pasada semana que no le abonará a Cammesa el precio mayorista porque no puede trasladar ese ajuste a las tarifas finales de los usuarios. Detrás se alinearon la mayoría de las entidades cooperativas patagónicas, donde las de Chubut ya manifestaron la imposibilidad de absorber tales ajustes.
En la conferencia estuvieron José Álvarez, titular de FACE, Carlos Ciapponi, presidente de CALF de Neuquén, y Ricardo Airasca, de la comisión de Política Energética de FACE. Allí, la entidad manifestó su apoyo a la cooperativa neuquina. Además, expresaron que “si bien no tenemos una definición sobre una medida concreta”, creen que desde la Secretaría de Energía “tienen que dar una respuesta a este problema”. También, la federación de cooperativas anunció que va a presentar un documento a Lopetegui expresando los reclamos.

El bolsillo no aguanta más

El problema de fondo es que desde FACE creen que las cooperativas no pueden afrontar el ajuste del precio mayorista de la electricidad y trasladarlo a los usuarios. Según Álvarez, “si nosotros no podemos pagarlo, los usuarios mucho menos” y agregó que “hasta estamos financiando a muchos usuarios que se atrasan en los pagos de las facturas”.
Por su parte, Carlos Ciapponi de Neuquén fue mucho más allá y señaló: “Al gobierno no le interesan las cooperativas eléctricas”. Y agregó que “en mi provincia la factura promedio que abonaban los sectores medios y medios bajos era de 300 pesos, hoy esa factura se fue a 5.400 pesos y sin tener en cuenta el nuevo aumento para este año”.
Esta federación agrupa a 240 cooperativas eléctricas en todo el país y en 14 provincias. En total, suman casi 3.000.000 de personas.

Gobierno de Chubut