La concejal del FPV, Andrea Moyano, “pegó el salto” y abandonó su bloque para pasarse al oficialista Chubut Somos Todos. La decisión estaría fundamentada en el apoyo de su padrino político, el secretario General del Sindicato Empleados de Comercio, Alfredo Béliz, al Frente Federal que se encuentra armando el gobernador Arcioni. El “cambiazo” no estuvo exento de polémicas y reproches; más aún, teniendo en cuenta que la edil fue una de las más críticas de las políticas municipales y ahora le permitirá al bloque mayoritario, tener una mayoría automática. Como decía Groucho Marx, “si no le gustan mis principios…”